Recomiendan mantener a los bebés descalzos hasta que aprendan a caminar

Los pies de los bebés son sumamente delicados, ya que no cuentan con la fuerza que luego irán adoptando durante su crecimiento y tampoco se han desarrollado por completo, por eso es necesario que se los cuide para asegurarles una buena salud, y para eso los expertos ponen el ojo en el tipo de calzado que las familias compran para sus pequeños.

Hay todo tipo de opciones, zapatillas, zapatos, botas, sandalias y hasta ojotas todo pensado en tamaño mini para calzar a los bebés, algo que suma a su estilo y vestimenta aunque en realidad no cumplan una función real ya que en muchos casos se los colocan aun cuando los bebés no han aprendido a caminar, por eso los especialistas indican que la mejor de las opciones es mantenerlos descalzos.

Se recomienda que el uso de calzado comience a partir de que el niño ha aprendido a dar sus primeros pasos y sea necesario darle una superficie de apoyo, una vez que pueda sostenerse sobre sus pìes, pero antes de esto lo más saludables para sus extremidades inferiores es mantenerlas descalzas. La mayoría de los padres sienten un gran gusto en vestir a sus pequeños a la moda, comprando lo que consideran lo más bonito y de mejor calidad, pero lo cierto es que los zapatitos para bebés no parecen ser de utilidad.

Roberto Pascual, profesor de Podología en la Universidad Miguel Hernández de Elche es entre otros, quien sostiene que el calzado no es necesario hasta que el bebé aprenda a caminar, indicando:

“andar descalzos es la mejor opción hasta que sepan caminar y sostenerse con seguridad”…”En la etapa de gateo y pregateo, sólo sirve de protección frente al frío”.

Los pies de los niños son sumamente sensibles, mucho más que las manos según indican los expertos, por eso en los momentos en los haya que cuidarlos de las bajas temperaturas, lo mejor es optar por los modelos que sean lo más flexibles posibles con sistemas de broche como el velcro, o en el mejor de los casos, volver a lo que se usaba antes y hacerle al bebé escarpines de lana que serán perfectos para cuidarlos del frío con total comodidad.

Ahora bien, el experto indica que cuando el niño comienza a andar hay que evitar elegir calzados que sean altos como las botas y pasen la altura del tobillo, ya que explica:

“Cuando se piensa en el calzado infantil, los padres tienden a pensar en modelos que le den estabilidad; pero es a la inversa. El pie tendrá estabilidad por sí solo, el zapato no puede suplir las funciones del pie”…
“Lo normal es que los padres no detecten ningún signo de alerta hasta que el niño ya ha alcanzado una marcha más o menos estable, hacia los tres años”…”porque antes de esa edad es difícil”.

Vía | Mdzol
Foto |  bengrey de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...