Rechazo a la lectura en los niños

En ocasiones hemos hablado de los grandes beneficios que aporta la lectura desde la infancia, también hemos dado consejos para elegir el tipo de lectura para los niños y algunos prácticos tips para fomentar los hábitos de leer un buen libro en la rutina de los niños. Muchas veces nada de eso se puede llevar adelante porque parece que algunos pequeños tienen un particular rechazo a la hora de leer.

Se trata de un problema que generalmente radica en una dificultad a la hora de proponerse leer algo, para esos niños no es fácil encontrar las letras, recordarlas y reconocer el significado de las palabras, por lo que no han podido descubrir el encanto que se esconde detrás de una historia o un relato, para ellos la hora de leer es algo más bien frustrante que no quieren volver a repetir, por ende, cada vez les cuesta más aprender.

Es entonces responsabilidad de los padres tratar de limar ese rechazo que algunas malas experiencias crearon en el cerebro del niño en relación a la lectura, y ayudarlo a descubrir todas sus ventajas. Lo primero que hay que hacer es motivarlos y volver a captar su atención hacia las páginas, aunque sea con revistas o historietas, con dibujos y colores que a los pequeños les guste, de esa forma tardarán en darse cuenta de que se trata de un momento de lectura, algo que ellos pronostican que harán mal, y comenzarán a incorporarlo de forma natural.

Una vez que los niños estén un poco más cómodos con la lectura es momento de alentarlos a que prueben con otro tipo de libros, se puede crear un momento del día para que los padres y los niños compartan un libro, leyendo cada uno un fragmento pasándose el ejemplar en forma de ronda, de esa manera el niño con problemas para leer irá perdiendo la verguenza que le generaba la posibilidad de equivocarse.

Para que el niño tome el gusto por la lectura es sumamente importante que se enseñe con el ejemplo, entonces, viene siendo esencial que los padres respeten la lectura y ellos mismos demuestren que tiene un lugar importante en sus vida, con eso el niño tendrá un gran valor y ejemplo, y sabemos que ellos copian todo lo que ven que hacen sus padres. Con esos sencillos consejos se irá consiguiendo de una forma poco exigente que el niño se vaya involucrando en el mundo de la lectura sin sentirlo como una obligación, los beneficios no tardarán en hacerse notar y los niños irán cultivando su vocabulario, sus capacidades mentales y su poder de imaginación.

Vía | Padres Hoy
Foto | cehcyl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...