¿Qué pasa con la estrategia para luchar contra la obesidad infantil en el Reino Unido?

Reino Unido parece haber aparcado el paquete de medidas para luchar contra el sobrepeso y la obesidad infantil, el argumento utilizado para ello es el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea). Ahora muchos se preguntan qué pasa con la estrategia para luchar contra la obesidad infantil, y si las medidas que se plantearon se desestimarán como consecuencia de la presión que ejerce la industria alimentaria sobre el Gobierno del país.

Obesidad infantil en el Reino Unido

En el Reino Unido se anunció hace unos meses la introducción de un impuesto en los refrescos azucarados como medida para desincentivar el consumo, ya que estas bebidas se han considerado principales promotoras del sobrepeso y obesidad infantil. También se habló de la puesta en marcha de un paquete de medidas que tienen como objetivo hacer frente a la denominada epidemia del siglo XXI, sin embargo, todas estas iniciativas se han visto paralizadas a consecuencia del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea).

Muchas organizaciones de consumidores, asociaciones que luchan contra el problema de la obesidad infantil y otros grupos de presión, se preguntan qué pasa con la estrategia para luchar contra la obesidad infantil en el Reino Unido, a qué vienen tantos retrasos y si existe la posibilidad de que el Brexit malogre todos los avances que se habían realizado hasta el momento para abordar este problema, recordemos que según las estadísticas, uno de cada tres niños del Reino Unido tienen sobrepeso u obesidad.

Inicialmente se esperaba que la estrategia y el plan de acción se pusieran en marcha el año pasado (no hablamos del impuesto), pero se retrasó por el referéndum del Brexit. Tras la consulta y el resultado obtenido no debería demorarse la puesta en marcha del plan de acción. La filtración de información el pasado mes mostraba que los retrasos podrían ser el preludio del abandono del plan de acción, como por ejemplo el impuesto de los refrescos del que se dice que es una sobrecarga económica no recomendada ante la nueva situación que vive el país.

El nuevo Gobierno conservador del Reino Unido podría estar expuesto a la presión de la industria con el argumento del impacto económico por el impuesto y las restricciones a la comercialización de este tipo de bebidas entre la población infantil, se puede decir que se le da más valor a las cuestiones económicas que a la salud de los niños. Muchos grupos y organizaciones piden al Gobierno de la Primera Ministra, Theresa May, que aprenda de los errores cometidos en el pasado en la lucha contra la obesidad infantil, y que no aparque las medidas que se habían planteado adoptar el año pasado.

En este paquete de medidas se incluía la limitación de la publicidad de productos poco saludables en la televisión durante los programas más vistos por los niños, la eliminación de los productos de confitería y bollería al lado de las cajas registradoras (recordemos que esto es algo que podemos ver en cualquier supermercado español, siendo una estrategia que aumenta la venta de estos productos), se contemplaban cambios en las normas de comercialización, cambios en el embalaje, la imposibilidad de que las marcas que elaboran productos poco saludables patrocinen determinados eventos infantiles, etc.

Todo tipo de normas que fueron recomendadas por el organismo de salud pública del país y que ahora parecen haber sido aparcados. No se puede dejar en manos de la industria alimentaria y la publicidad el establecimiento de los términos y medidas de actuación, como ya se ha demostrado a lo largo de los años, no han surtido efecto porque nunca se prioriza la salud infantil, por encima están los intereses económicos. Según leemos aquí, las organizaciones que luchan por mejorar la salud infantil están alarmadas porque consideran que el Gobierno ha cedido a las demandas económicas de la industria alimentaria que ha pedido aplicar medidas con carácter voluntario.

Veremos si al final el nuevo Gobierno del Reino Unido implementa el paquete de medidas que se había propuesto y aceptado inicialmente para luchar contra el sobrepeso y la obesidad infantil, algo que a juzgar por la situación, parece que no se llevará a cabo.

Foto | miss pupik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...