Prohibidos los abrazos entre los niños

Un colegio australiano ha decidido prohibir los abrazos entre los niños con la excusa de proteger su espacio personal. Esta medida se acompaña de la enseñanza de otros métodos para dar muestras de afecto, como darse la mano o elogiarse verbalmente.

Abrazos entre niños

Hoy nos sorprende una curiosa noticia que, personalmente, nos parece absurda, por lo visto, un colegio de la localidad de Geelong (Victoria, Australia) ha decidido prohibir los abrazos entre los niños con el propósito de defender el espacio personal de cada niño. El director del colegio explica que es necesaria esta defensa, ya que no todos los niños se sienten cómodos al ser abrazados. Por eso han decidido enseñar a los niños a dar otras muestras de afecto que sean menos íntimas, como por ejemplo dedicarse frases de elogio o darse la mano.

Merecería la pena que tanto los profesores como el director de este colegio, se informaran sobre los beneficios que brindan los abrazos, quienes los reciben experimentan una mejora de su estado de ánimo, una reducción del nivel de estrés, logran sentirse mejor consigo mismos… Por otro lado, el contacto físico juega un papel importante en el desarrollo neuronal, mejora el sistema inmune, reduce la presión arterial, etc. En la red podemos encontrar varios estudios que ensalzan el valor de los abrazos y su importancia en el desarrollo de los niños.

Los responsables del centro manifiestan que su cometido es proteger a los niños y enseñarles desde una edad temprana que existen otros métodos para mostrar el afecto. Por supuesto, esta medida ha encolerizado a algunos padres, ya que ni siquiera les han informado desde el centro de que sus hijos no pueden abrazar a sus amigos. Parece que el colegio ha visto problemas en la medida y comunican que los niños que se salten la nueva norma no serán sancionados, faltaría más.

Los padres se enteraron de la nueva norma a través de sus hijos, inicialmente algunos se lo tomaron a broma, ya que es algo realmente absurdo, muchos niños se abrazan entre sí, o caminan abrazados mostrando el afecto, algo que consideran beneficioso para su desarrollo y para afianzar los lazos de amistad. Pero esta no es una medida excepcional, parece que otros colegios católicos también han querido prohibir los abrazos, las razones argumentadas no tienen sentido, por lo que se debe deducir que existen otras razones algo más retorcidas, ¿qué es lo que temen los docentes?

Cada vez que los profesores del colegio de Geelong vean a los niños abrazarse, les pedirán que no lo hagan y respeten el espacio personal de los demás, esa es la medida adoptada y de momento no la piensan cambiar, considerando que es beneficiosa para la protección de los menores, ¿protegerlos de qué? Seguro que si pensáis un poco os imaginareis qué posibles razones han llevado a este y otros colegios a adoptar esta medida.

Podéis conocer más detalles de esta sorprendente medida a través de este artículo publicado en la página web del periódico digital Herald Sun.

Foto | Alicja

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...