Progreso para la Infancia: más allá de las estadísticas

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) han concluido este año y ahora se iniciará una nueva etapa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que serán definidos por la comunidad internacional. Unicef ha elaborado un informe titulado Progreso para la Infancia: más allá de las estadísticas, en él que se analizan los resultados de los ODM.

Informe Unicef

Unicef ha hado a conocer el informe Progreso para la Infancia: más allá de las estadísticas, en él se realiza un análisis de las metas que se pretendían alcanzar en el marco de los denominados Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Recordemos que fue en el año 2000 cuando 191 países del mundo, suscribieron un acuerdo en el que se comprometían a erradicar el hambre, la pobreza extrema y la mortalidad infantil en el mundo, estableciendo para ello ocho metas que se debían cumplir en un plazo de 15 años.

Finalizado el plazo, es necesario hacer balance antes de que se definan, por parte de la comunidad internacional, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el mismo plazo que en los ODM (15 años), hasta el año 2030. Unicef destaca que los resultados han sido positivos aunque no lo suficiente, queda todavía mucho por hacer, apunta que si los más desfavorecidos no son situados en un lugar destacado en los ODS, se estará defraudando a millones de niños y niñas.

Unicef explica que los ODM han permitido realizar grandes avances en favor de la infancia más desfavorecida, pero también han dejado al descubierto a cuántos niños se está dejando a un lado. En el informe se destacan algunos logros, la tasa de mortalidad de los niños menores de cinco años se ha reducido más de la mitad, pasando de 90 a 43 por cada 1.000 niños nacidos vivos, la tasa de mortalidad materna ha caído un 45%, la desnutrición crónica se ha reducido en un 41% y unos 2.600 millones de personas han podido tener acceso a fuentes mejoradas de agua potable.

Pero como ya comentábamos, queda mucho por hacer, casi seis millones de niños menores de cinco años mueren cada año en el mundo, además se advierte que en aquellos países donde existen desigualdades sociales significativas, los niños de familias más necesitadas tienen hasta el doble de probabilidades de morir antes de cumplir los cinco años. A esto hay que sumar que unos 58 millones de niños no asisten a la escuela, recordemos que hace unos días hablábamos sobre el Informe mundial sobre el trabajo infantil 2015, en él se destacaba que un gran número de menores abandonaban la escuela para incorporarse al mundo laboral.

Unicef advierte que no se puede seguir desatendiendo a los niños, ya que podría tener consecuencias dramáticas, de hecho, se ha realizado una previsión en base a las cifras actuales de progreso y crecimiento poblacional que arroja datos poco favorables. En el año 2030 se calcula que adicionalmente morirán 68 millones de niños menores de cinco años por causas que se pueden evitar. 119 millones de niños seguirán sufriendo desnutrición crónica, se necesitará casi un siglo para que todas las niñas de las familias más pobres de África subsahariana terminen su educación secundaria básica. Pero esto son sólo algunos datos, hay mucho más a destacar sobre la higiene, el agua potable, el acceso a la alimentación, etc.

Ante estas previsiones, Unicef propone un paquete de medidas de las que destaca las siguientes:

• Una mejor recopilación y desglose de los datos –más allá de las medias, como las que se utilizan para medir los ODM– permitiría identificar a los niños y niñas más vulnerables y excluidos, así como los lugares donde viven.

• Sistemas más sólidos de salud, educación y protección social a nivel local contribuirían a que más niños sobrevivan y prosperen.

• Inversiones más inteligentes y adaptadas a las necesidades de la infancia en condición de mayor vulnerabilidad podrían reportar beneficios a corto y largo plazo.

Para Unicef los Objetivos de Desarrollo Sostenible representan una oportunidad para aplicar las lecciones que se han aprendido con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, es necesario llegar a la infancia más vulnerable, de lo contrario es posible que debamos lamentarnos y avergonzamos por no haber priorizado y colocado a estos niños en un lugar preferente en los ODS. A través de este enlace (Pdf) podréis acceder al informe completo de Unicef.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...