Primera toracoscopia del mundo realizada a un niño en España

Un grupo de cirujanos cardíacos infantiles ha llevado a cabo con éxito la primera toracoscopia del mundo y se ha realizado a un niño de 4 años de nuestro país. Esta técnica quirúrgica mínimamente invasiva, ha logrado solucionar una arritmia cardíaca incesante e invalidante en la aurícula izquierda del corazón. Sólo dos días después de la operación, el pequeño recibió el alta.

Salud infantil

Hoy conocemos una noticia que muestra el alto nivel que tienen los cirujanos cardíacos infantiles de nuestro país, han logrado realizar con éxito la primera toracoscopia del mundo a un niño en España, en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Se trata de una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que permite acceder a la cavidad torácica, para el tratamiento de diferentes enfermedades, realizar una biopsia, etc.

Los cirujanos accedieron a la cavidad torácica a través de unos trócares, unos dispositivos médicos en forma de bolígrafo que evitan tener que realizar una incisión. Con estos dispositivos se crea una obertura por la cual se introduce una cánula o manguito que facilita un puerto de acceso para practicar la cirugía interna o cualquier otro procedimiento quirúrgico. Todo el proceso se controla mediante una cámara de televisión interna que guía a los expertos, en este caso se trataba de solucionar una arritmia cardíaca incesante e invalidante originada en la aurícula izquierda del corazón.

Para corregir el problema en este niño de cuatro años, los expertos optaron por la toracoscopia, que permitió proceder a la ablación de la zona responsable de la arritmia (orejuela) y posterior cierre de la orejuela con un dispositivo. La denominada ablación de la orejuela es una técnica que consiste en provocar una quemadura en la zona que causa la arritmia, seguidamente se implanta un dispositivo externo que excluye la zona de la circulación sanguínea a fin de evitar una posible embolia cerebral.

Gracias a este procedimiento quirúrgico se reducen los posibles riesgos y complicaciones, el tiempo de hospitalización y recuperación, y sin dejar las cicatrices que provocaría una operación a corazón abierto para solucionar el problema de salud. Los expertos destacan que al no dejar apenas cicatrices, el procedimiento ofrece ventajas estéticas que no repercuten en el ámbito psicoemocional de los niños como lo haría la cicatriz de una operación tradicional. Pasados dos días de la operación, el niño recibió el alta médica, lo que muestra el valor y las ventajas en todos los sentidos de este tipo de procedimientos.

A esta primera operación le sucederán otras, el Servicio de Cirugía General Pediátrica puso en marcha un programa de formación sobre este tipo de procedimientos dirigido a los cirujanos que trabajan en el campo de la cirugía cardiaca en niños y adultos. Este programa ha permitido contar con especialistas preparados para llevar a cabo procedimientos toracoscópicos como el que hemos conocido, se trata de una intervención pionera que pone a los cirujanos pediátricos españoles en boca de la comunidad médica internacional.

Gracias a este y a otros logros, nuestro país se coloca a la vanguardia de la cirugía infantil, podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en Diario Médico.

Foto | Governo do Estado de São Paulo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...