Primer caso en el mundo de gestación subrogada a una edad muy avanzada

El pasado 20 de diciembre nació en Grecia un bebé por gestación subrogada, la mujer gestante tenía 67 años, a juicio de los médicos, una edad muy avanzada y no recomendable para un embarazo. Parece ser que la legislación del país limita la edad para someterse a un tratamiento de fertilidad, pero no para ser madre subrogada.

Maternidad subrogada

En Grecia se ha producido el primer caso en el mundo de gestación subrogada a una edad muy avanzada, se trata de una mujer que a los 67 años de edad ha dado a luz a su propia nieta. Parece ser que la hija de esta mujer sufría una enfermedad en el útero que provocó que se le practicara una histerectomía, proceso quirúrgico para extirpar la matriz, aunque antes se le extrajeron los óvulos que serían fertilizados con el esperma de su marido mediante las técnicas de reproducción asistida.

A la hora de buscar una madre sustituta para gestar el embrión, la madre de esta mujer se ofreció voluntaria. Al parecer, la legislación griega establece que para poder someterse a un tratamiento de fertilidad la mujer no puede tener más de 50 años, sin embargo, no hay ninguna restricción de edad para ser una madre sustituta, por lo que se pudo llevar a cabo el embarazo.

La madre sustituta tuvo que someterse a diferentes análisis y controles para asegurar que podía gestar al bebé, además se tuvo que solicitar un permiso judicial especial, algo que, como ya hemos comentado, en principio no debía suponer un problema debido a que no existe restricción de edad. Merece la pena recordar que en este país la gestación subrogada para los ciudadanos griegos se permite desde hace años y desde el año pasado a personas extranjeras, de ello hablábamos aquí.

Los médicos no se opusieron al procedimiento, aunque manifestaron que debía ser necesario establecer una edad máxima en la maternidad subrogada, algo lógico teniendo en cuenta que la edad (67 años) es un factor de riesgo significativo, tanto para el desarrollo del embarazo como para la vida de la madre gestante. El caso es que todo ha salido bien, aunque el parto se produjo el pasado 20 de diciembre por cesárea, debido a que la gestante sufrió una subida de tensión arterial en la semana 31 del embarazo, por lo que existía riesgo de preeclampsia.

La mujer manifiesta sentirse como una doble abuela, explica que decidió ayudar a su hija para que tuviera un bebé sin pensárselo y sin que le importase lo que pudieran opinar los demás. En este sentido se entiende perfectamente, muchas madres harían lo que fuera por sus hijos. En este artículo de CNN explican que Anastasia (la abuela) dio a luz a un bebé de 1.020 gramos y que a pesar de su prematuridad evoluciona favorablemente.

Posiblemente, a partir de este caso, se baraje la posibilidad de legislar sobre este tema poniendo una edad tope para poder ser madre sustituta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...