Prevenir que los niños ingieran pilas de sus juguetes

Existe una gran variedad de juegos y juguetes indicados a las diversas edades de los niños por su nivel de complejidad o las funciones que traen, pero de todas formas muchos de ellos representan un peligro al que los padres deben estar atentos, como en el caso de todos los productos que funcionen a pilas o batería, ya que los pequeños tienden a tragarlas desde siempre, y esto puede representar un serio riesgo para su salud.

Los juguetes a batería por lo general llevan las clásicas pilas de relój, que son baterías pequeñas con forma de botón que suelen ser sumamente atractivas para que los niños se las lleven a la boca, también son comunes las batería triple A, que son las de tubo pero más finas y cortas que cualquier otras, por lo que con ellas se sigue corriendo el riesgo de que el pequeño pueda ingerirlas de forma accidental, algo que es muy peligroso ya que se trata de un producto tóxico.

El Ministerio de Salud de Perú ha dado advertensias sobre el riesgo de este tipo de juguetes ofrecidos a niños muy pequeños que los utilicen sin la supervisión de un adulto, la  coordinadora de la Estrategia Nacional de Salud de Metales Pesados del Minsa, doctora Rosa Burgos Aliaga, explica:

“La ingesta accidental de una pila puede causar desde una asfixia hasta una intoxicación por metales pesados o por una sustancia química que esta contenga. Las manifestaciones pueden ir desde una irritación en la piel o mucosa en las vías respiratorias hasta situaciones graves como la perforación del esófago (la cual puede ocurrir en el lapso de dos horas) o una neumonía”…“El impacto que tiene el uso de pilas no solo es en la salud de las personas sino también en la flora y la fauna, cuando estas son eliminadas al medio ambiente. Aquellas que han sido adquiridas en lugar de dudosa procedencia tendrán un tiempo de vida menor y como consecuencia ser eliminadas con más frecuencia, y al tener contacto con el agua, el mercurio contenido en la pila se convierte en metil mercurio, aumentando el riesgo”.

Las pilas en todos sus tipos contienen sustancias peligrosas tales como el cadmio mercurio o el plomo, dependiendo de su tipo, y el consumirlas puede tener un serio impacto sobre la salud, sobre todo en el caso de los niños ya que al llegar al estómago los jugos digestivos disuelven la cubierta y pueden liberar estas sustancias que pueden provocar quemaduras, úlceras y lesiones graves en el organismo, por eso lo más recomendable es optar por los juguetes que se cargan de forma eléctrica y que no necesitan de pilas.

Fuente | Andina
Foto | eyeliam de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...