Obligar a las mujeres que se consideren madres incompetentes a usar un método anticonceptivo

En Holanda, y concretamente en Rotterdam, el Gobierno quiere obligar a las mujeres consideradas madres incompetentes , a usar un método anticonceptivo que evite que puedan quedar embarazada. Esta medida se pone en marcha como un modo de proteger a la infancia, algo que ha generado polémica y la oposición de la mayoría de partidos políticos.

Anticonceptivos

Hoy conocemos una noticia que seguramente sorprenderá a muchos lectores, el Ayuntamiento de Rotterdam (Holanda) ha tenido la idea de poner en marcha una ley por la que las mujeres que sean diagnosticadas clínicamente como incompetentes para la crianza de los hijos, usen un método anticonceptivo para evitar que puedan concebir un bebé. Se habla de aquellas madres que tienen problemas de adicción o problemas psicológicos, estas deberán someterse a un tratamiento con anticonceptivos o colocarse sistemas, como por ejemplo un DIU.

Hugo de Jonge, el Regidor de Bienestar de la Juventud del partido político CDA, explica que esta medida tiene el propósito de facilitar que un niño crezca de forma segura en una familia, siendo este uno de sus derechos fundamentales, de hecho, asegura que «no nacer es otra forma de proteger a la infancia«. Hay que aclarar que esta medida se centra, sobre todo, en aquellas mujeres que anteriormente habían tenido un hijo y que en la mayoría de ocasiones los servicios sociales se tuvieron que hacer cargo de ellos.

El regidor explica que las mujeres muy adictas a las drogas, al alcohol, etc., o las que trabajan en la prostitución y se quedan embarazadas para obtener mayores ingresos, ya que sus clientes demandan este tipo de servicios, son algunos ejemplos de los casos en los que se puede aplicar la medida. Los futuros bebés de madres adictas u otros problemas de salud mental, pueden sufrir daños cerebrales irreversibles, de ahí que asegure que no nacer es una forma de protección.

El regidor comenta que los padres que se consideran no aptos para la crianza de un bebé que está en camino, pueden tener a su bebé pero los servicios sociales les retirarán la custodia para darlo en adopción a otra familia que pueda hacerse cargo. Esto sólo provoca mayor sufrimiento para la madre, además, el bebé no crecerá con sus padres biológicos y vivirá en años venideros en incertidumbre. Por tanto, considera que un juez debe imponer la anticoncepción voluntaria para evitar esta y otras situaciones.

La mayoría de los partidos políticos se oponen a esta medida, ya que se considera que es una violación de los derechos de los padres. Abanderándose en el derecho del niño a nacer y crecer en un ambiente adecuado, la medida pretende considerar no aptos para ser padres a las personas sin hogar, los drogadictos, las prostitutas, las víctimas de los proxenetas, etc. Hay que decir que en el año 2012 ya se intentó poner en marcha esta medida, pero la oposición lo impidió.

El regidor explica que otras mujeres conscientes de su situación piden la anticoncepción voluntaria mediante un dispositivo, ya que no tienen la disciplina de tomar las píldoras anticonceptivas. Por otro lado, el Ayuntamiento de la ciudad ha asignado este programa a 400 mujeres, para poder llevarlo a cabo serán necesarias hasta 20 órdenes judiciales de contracepción. Según leemos aquí, para muchos partidos un Gobierno no puede decidir quién puede o no tener un hijo, considerando que en este tipo de medidas no se debería ni pensar.

En este artículo de la publicación holandesa Trouw explican con detalle la medida y sus razones, seguramente dará mucho que hablar, de momento ya ha generado un debate político a escala nacional. Es posible que un bebé tenga un futuro sombrío con el tipo de padres mencionado, pero también cabe la posibilidad de que el recién nacido provoque un cambio para bien en los padres, son muchas los puntos a tener en cuenta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...