Nueva tecnología de seguimiento para controlar los movimientos del bebé y evaluar el desarrollo neurológico

Un grupo de investigadores ha desarrollado una prenda de vestir, un mono que integra todo tipo de sensores para poder realizar un seguimiento y controlar los movimientos del bebé, con los datos se puede realizar una evaluación precisa del desarrollo neurológico en un entorno natural (en casa) y detectar si existe algún tipo de problema.

Investigación sobre el desarrollo infatil

Un grupo de científicos de la Universidad de Helsinki (Finlandia) ha desarrollado un mono (prenda) de seguimiento para controlar los movimientos del bebé y evaluar el desarrollo neurológico. Con esta herramienta se pueden medir con precisión los movimientos voluntarios y espontáneos que realizan los bebés a partir de los cinco meses de edad, fuera de un entorno controlado como el que ofrece un laboratorio.

Estos datos de movilidad, facilitarán realizar una evaluación para determinar si se está produciendo un desarrollo neurológico anormal y también proporcionarán información que ayudará comprender un poco mejor cómo se desarrolla la motilidad en los bebés. Los expertos comentan que detectar las anomalías neurológicas de forma precoz, permite poner en marcha cuanto antes estrategias que ayuden a los pequeños mejorando su condición, ya que la plasticidad cerebral es más fuerte en la primera infancia.

El mono inteligente o prenda de seguimiento de los movimientos ha logrado lo que hasta la fecha no se había conseguido, realizar un seguimiento cuantitativo de la motilidad espontánea de los pequeños en un entorno natural. Anteriormente las evaluaciones las realizaban los médicos o fisioterapeutas, mediante la observación del comportamiento y movimientos de los bebés, en un entorno de práctica (sala o laboratorio) que no coincide necesariamente con lo que se produce en un entorno no controlado como es el hogar.

Los bebés pueden estar en su casa llevando el mono a lo largo de todo el día, sus múltiples sensores de movimiento se encargan de analizar y registrar todos los movimientos del bebé. Posteriormente, sólo hay que devolver el traje al hospital para que transmita los datos de forma inalámbrica a una aplicación instalada en un teléfono inteligente. Esta app diseñada por la startup alemana Kaasa, utiliza una serie de algoritmos basados en la inteligencia artificial, capaz de procesar metódicamente los datos y determinar si existe algún problema en el desarrollo neurológico.

En las pruebas realizadas con un grupo de 22 bebés de siete meses de edad, se ha descubierto que la prenda tenía una eficiencia, como mínimo, comparable a los análisis que se realizan a partir de las grabaciones en vídeo del movimiento de los bebés a la hora de determinar la motilidad. Hasta la fecha se han desarrollado diversas prendas tecnológicas para este fin, pero ninguna ha sido capaz de llevar a cabo un registro exhaustivo como lo hace este mono desarrollado en el marco del proyecto Rhythms in Infant Brain (RIB) como parte del programa Health from Science (TERVA).

Los expertos en neurofisiología clínica aseguran que se trata de un gran avance que mejora significativamente el seguimiento y diagnóstico del desarrollo neuronal de los bebés. Un 5% de los bebés finlandeses tiene problemas asociados al desarrollo del lenguaje, a la atención y al desarrollo motor, en ocasiones estos problemas se superponen, ya que los mecanismos patogénicos que subyacen a los trastornos del desarrollo neurológico son complejos. Un parto prematuro, sufrir falta de atención temprana, daño cerebral perinatal, así como una estimulación insuficiente en el entorno de crecimiento agravan el riesgo de problemas de desarrollo, el mono puede detectar problemas a los que se les puede aplicar un seguimiento y terapia adecuada.

Los investigadores creen que en un futuro, este tipo de prendas tecnológicas de seguimiento podrán utilizarse para la medición objetiva de la efectividad de tratamientos y terapias que se utilizan para mejorar el desarrollo de los menores, determinando su efectividad y si es necesario realizar algunos cambios. Podéis conocer con detalle la investigación a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de Helsinki

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...