Nueva insulina para tratar la diabetes infantil

El campo de la medicina trae novedades ya que se ha sabido la reciente aprobación de un nuevo tipo de insulina específicamente desarrollada para tratar los casos de diabetes infantil. La diferencia se centra en que se trataría de una opción de acción lenta, basal, que podría ser perfectamente combinada con otras de rápida acción para conseguir un tratamiento completo y más efectivo en los niños afectados.

La noticia ha surgido en Argentina, el país sudamericano es el que ha dado la aprobación para el uso de detemir, la insulina análoga basal, indicada para niños de 2 a 5 años de edad diagnosticados con diabetes tipo 1. La nueva insulina se ha convertido en la única en su tipo para este grupo de pacientes, la doctora Carmen Silvia Mazza, jefa de Nutrición y Diabetes del Hospital Garrahan, indica:

“La diabetes tipo 1 por definición es una enfermedad insulino-dependiente. Esto quiere decir que desde el momento del diagnóstico, quienes la padecen necesitan la administración de esta sustancia, tengan la edad que tengan. Por supuesto entre chicos y grandes el esquema para la utilización y administración de insulina es diferente. La insulina es la misma, pero las dosis y la distribución cambia”…”una de las patologías endócrinas más frecuentes de la infancia”.

Los especialistas aseguran que este tipo de diabetes puede ser detectada de forma temprana, a partir de los 6 meses de vida en los niños afectados, aunque en promedio el diagnóstico se realiza hacia los 11 años de vida.

“La detección puede darse de dos formas. Con el niño medianamente compensado pero en presencia de ciertos síntomas como orinar mucho, tener análisis de sangre que den positivos o de orina que marquen que hay glucosa positiva; o bien con el niño completamente descompensado que es lo que habitualmente pasa. En esos casos hay que internar, hidratar y compensar para recién después empezar a pensar en el tratamiento”.

Cuando el niño es diagnosticado con diabetes del tipo 1 debe comenzar un tratamiento de forma inmediata, por un lado se le debe de administrar la insulina que reemplaza aquella que el organismo se ve imposibilitado de producir:

“Por lo general se realizan al menos 4 controles diarios: 2 con insulina basal -que es la de acción lenta- y 4 con insulina rápida antes de las comidas. En cuanto a la alimentación los planes suelen ser amplios y las dietas saludables y normocalóricas”…”Cuando los chicos son un poco más grandes, se les enseña a calcular los hidratos que van a comer, para que ellos puedan administrarse la insulina necesaria mediante la ´cuenta de hidratos de carbono´. Tanto ésta como otras herramientas de educación son vitales en el abordaje de los pacientes con diabetes sobre todo cuando son niños, en cuyo caso es importante también educar a la familia”.

El tratamiento con el nuevo tipo de insulina, que complementa el avance en los niños diabéticos, tiene como objetivo que el paciente consiga un crecimiento normal, que lleve un estilo de vida similar al de otros niños de su edad, evitando ante todo los síntomas que trae la enfermedad y evitando todo tipo de complicaciones. La insulina detemir, que ya era usada a partir de los 6 años de vida, ha recibido una extensión de licencia en comercialización para pacientes más jóvenes, consiguiéndola gracias  al desarrollo de estudios comparativos y el apoyo del  Comité Europeo para Productos Medicinales de Uso en Humanos.

Vía | Rosario 3
Foto | premus de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...