Niños expuestos al humo del tabaco tienen mala conducta

Nuevos estudios confirman el hecho de que el tabaquismo pasivo de la madre durante el embarazo es generador de problemas de conducta en los niños.

Especialistas en salud y en psicología infantil indican que muchos de los casos en los que los niños presentan problemas de conducta, pueden estar fuertemente ligados a la exposición del humo del tabaco, ya sea durante la infancia o inclusive en casos de niños nacidos de mujeres que fueron fumadoras pasivas durante su embarazo.

El humo de tabaco de segunda mano es aquel que las personas respiran sin estar fumando de forma directa, solamente hace falta compartir el hogar o el ambiente con una persona que si fume para contraer las consecuencias posteriores, como indican los expertos.

Solamente media hora de tabaquismo pasivo durante el día en la vida de una mujer que se encuentra atravesando un embarazo es más que suficiente para poner en riesgo el desarrollo de su bebé en gestación, ya que se aumentan las chances de que el niño pueda desarrollar déficit de atención, mala conducta e inclusive agresividad, en un aumento de nada menos que el 100% de las posibilidades, hacia los 5 años de vida.

Para saber esto se estudiaron los casos de más de 600 madres con sus bebés, teniendo en cuenta que el 37% de las mujeres que participaron del estudio había estado expuesta al humo del cigarrillo durante su embarazo, se pudo determinar que un cuarto de los niños de ese grupo tenían problemas de conducta graves.

Las mujeres que no habían tenido que experimentar el tabaquismo pasivo durante su embarazo determinaron casos de niños con problemas de comportamiento en un 16%. Se pudo identificar que 3 de cada 4 padres que abandonó el hábito de fumar durante el embarazo de sus parejas, volvió a incidir luego del nacimiento del bebé.

Lo que los especialistas pudieron determinar es que si bien el daño es grande con cualquier tipo de tabaco, se aumenta mucho más el riesgo en relación a las composiciones de las diferentes marcas de cigarrillo, por lo tanto cuanto más metales pesados tales como el cadmio, el plomo o el arsénico contenga el humo del tabaco, peores serán las conductas y el comportamiento de los niños.

Vía | Sp.ria
Foto | Luis Anzo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...