Miles de apps infantiles podrían estar violando la privacidad de los niños

Según los resultados de un reciente estudio en el que han participado expertos españoles, miles de apps infantiles que están disponibles en Google Play podrían estar violando la privacidad de los niños. Según los resultados, un 57% de las 5.855 aplicaciones infantiles analizadas, podían estar violando la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet de Estados Unidos, esto da una idea de la proporción de aplicaciones que pueden estar utilizando de forma ilegal datos personales.

Apps infantiles que violan las leyes

Según un estudio internacional desarrollado por siete expertos estadounidenses, canadienses y españoles, miles de apps infantiles podrían estar violando la privacidad de los niños, se trata de aplicaciones que en su mayoría son de descarga gratuita y que se obtienen a través de Google Play. Estas aplicaciones realizan un seguimiento o ‘tracking’ del uso que le dan los niños, siendo algo ilegal que viola la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet de Estados Unidos (COPPA).

Los investigadores analizaron 5.855 aplicaciones infantiles descubriendo que un 57% podían estar violando la ley mencionada, si trasladamos los resultados al total de aplicaciones infantiles disponibles, se puede deducir que miles podrían incumplir la legislación. Según los resultados, estas apps recogieron y compartieron datos personales de niños menores de 13 años con terceros sin el consentimiento paterno. Esta información llega a canales publicitarios online o a los sistemas de monitorización de usuarios.

Por desglose, se encontró que un 28% de las apps accedían a datos confidenciales protegidos, que un 73% de las apps transmitían datos confidenciales a través de la red, que un 4’8%, violaban claramente la legislación al compartir la información de ubicación o contacto sin previo consentimiento. Además, un 40% de las aplicaciones analizadas compartieron información personal sin aplicar medidas de seguridad razonables, un 18% compartieron identificadores como el IMEI (identificador único) del teléfono, con una finalidad prohibida. De los resultados se desprende que un 39% de las apps no adoptan suficientes medidas de seguridad para proteger la privacidad infantil.

Muchas de las apps utilizan servicios de terceros en cuyos términos de servicio se prohíbe su uso por menores, lo que indica que las aplicaciones que incluyen un software de tracking que proporcionan los servicios de terceros no sólo violan la legislación, también los términos legales del uso de estos servicios. Un ejemplo de un servicio de terceros es Crashlytics, un kit de desarrollo de software para informes de fallos, registro de aplicaciones, revisión en línea y análisis estadístico de registros de aplicaciones, propiedad de Google.

Las aplicaciones analizadas se instalaron una media de 750.000 veces, lo que indica que son millones los dispositivos los que las pueden estar utilizando, los investigadores citan como ejemplos apps como ‘¿Dónde está mi agua?’, un videojuego de puzzle desarrollado por Creature Feep y publicado por Disney Mobile, o el Minion Rush es un juego muy adictivo y popular desarrollado por Gameloft, entre otros. Parece ser que a partir de los resultados de la investigación, Disney, Gameloft y Google, han declarado que la protección de los derechos de los niños es de gran importancia y por ello van a investigar lo que ha ocurrido, pero la verdad es que la privacidad ya se ha violado.

En el artículo del Instituto IMDEA Networks, uno de los participantes en este estudio, se apunta que estos resultados aparecen justo en el momento en el que Facebook se encuentra en el punto de mira de las agencias internacionales de protección de datos debido a las filtraciones ilegales de información de 87 millones de americanos a la empresa Cambridge Analytica. Muchos critican a quienes dominan el mercado de las aplicaciones digitales, ya que se han beneficiado de la tecnología de seguimiento de datos para alcanzar sus objetivos comerciales.

La Ley COPPA está en vigor en Estados Unidos, en Europa pronto se pondrá en marcha la nueva legislación RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), cuyo objetivo será regular la privacidad en Internet a fin de atajar y controlar el uso fraudulento de la gran cantidad de datos personales que circulan en la red, negocio de compra-venta de datos que los investigadores catalogan en auge, pero que los consumidores desconocen.

Merece la pena acceder al estudio completo (Pdf), seguro que tras su lectura, las aplicaciones infantiles ya no se verán tan inocentes sabiendo lo que realmente esconden.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...