Mejorar la protección de los niños en las disputas internacionales de divorcio

Recientemente, en el Parlamento Europeo se ha votado una resolución para mejorar la protección de los niños en las disputas internacionales de divorcio, por ello se considera la creación de una nueva legislación que proteja mejor al menor, que lleven los casos jueces de familia con acreditada experiencia, colaboración entre los organismos de justicia de los diferentes países, etc.

Divorcios internacionales

Los eurodiputados del Parlamento Europeo se han propuesto mejorar la protección de los niños en las disputas internacionales de divorcio, debido al aumento de las tasas de divorcios internacionales y los secuestros transfronterizos de niños dentro de la Unión Europea. Consideran que es necesario mejorar la legislación comunitaria en esta materia, y que la reglamentación enfatizará sobre todo en la protección de los derechos de los menores.

Un dato interesante que apuntan es que las decisiones sobre los casos de sustracción de menores por parte de los padres deben ser tomadas por jueces de familia que cuenten con suficiente experiencia, aunque claro, es necesario introducir una legislación más precisa, porque con la actual se cometen “errores” que afectan los padres y especialmente a los hijos.

Cambiar la legislación comunitaria sobre la resolución de disputas internacionales de divorcio es el objetivo, para ello, se propone reforzar los derechos de los niños durante todo el procedimiento de resolución de disputas entre los padres que se están divorciando, lo que significaría garantizar que los niños pudieran expresar una opinión por derecho, opinión que se obtendría mediante un procedimiento sencillo y sin presión alguna a través de un entrevistador cualificado.

Lo cierto es que se trata de un tema prioritario, sobre todo sabiendo que en la actualidad existen en la Unión Europea unos 16 millones de familias internacionales y un número de divorcios que ronda los 140.000 anuales. El PE destaca que se producen unos 1.800 casos de secuestros de menores por parte de padres de la Unión Europea cada año (recordemos, por ejemplo, el caso de Juana Rivas). Si un pequeño es secuestrado en otro país de la Unión Europea por uno de los progenitores, se propone que sean los jueces de familia con acreditada experiencia quienes lleven los casos, en beneficio de los menores.

Hay que tener en cuenta que los hijos son el eslabón más débil en las disputas entre progenitores, lo que obliga a maximizar su protección, del mismo modo, es importante que se tenga en cuenta su opinión. Los eurodiputados también quieren que se mejore el intercambio de información y la cooperación entre las autoridades judiciales de los países comunitarios.

A esto añadiríamos que además es necesario cambiar la legislación individual de cada país miembro de la UE, decimos esto porque no tiene sentido que en el caso de Juana Rivas, la Fiscalía ignore la condición de víctimas de violencia de género y pida cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores y otros seis años de inhabilitación de la patria potestad, sobre todo conociendo el porqué de la sustracción.

De momento, el dictamen del Parlamento ha sido aprobado para que se inicien las propuestas mencionadas, ahora deberá pasar al Consejo de Ministros que es en última instancia responsable de tomar una decisión sobre el tema, esperamos que se tome en beneficio de los niños. Podéis conocer más detalles sobre la propuesta a través de la página web del Parlamento Europeo.

Foto | Tomasz Trojanowski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...