Los servicios de urgencias recetan más antibióticos a los niños de raza blanca en Estados Unidos

Una nueva investigación realizada en Estados Unidos pone de manifiesto que en Estados Unidos existen razones que subyacen a las diferencias raciales y étnicas en la prescripción de antibióticos, la razón de esta conclusión es que se ha constatado que los servicios de urgencias recetan más antibióticos a los niños de raza blanca que a los niños de otras razas o etnias.

Prescribir antibióticos a los niños

En el año 2014 nos hacíamos eco de una investigación en la que se concluía que en Estados Unidos los pediatras recetaban más antibióticos de los necesarios, lo que incrementaba el riesgo de que el tratamiento fuera ineficiente, y además, aumentaba la posibilidad de que las bacterias generasen resistencia a los fármacos. En este estudio no se hacía distinción en las diferencias raciales y étnicas, pero hoy conocemos los resultados de una investigación que analiza estas diferencias, concluyendo que los servicios de urgencias recetan más antibióticos a los niños de raza blanca, concretamente tienen el doble de posibilidades que el resto de niños.

Los pacientes acuden al centro debido a una infección respiratoria viral, pero los antibióticos son eficaces contra las bacterias y no contra los virus. Los expertos comentan que resulta alentador que sólo el 2’6% de los niños tratados en los departamentos de emergencia pediátricos del país, haya recibido antibióticos para tratar infecciones virales de las vías respiratorias agudas, pero resulta preocupante comprobar que las diferencias raciales y étnicas sean determinantes en el modo en el que se prescriben los fármacos.

En la investigación se analizaron los registros electrónicos de los centros de salud de 39.445 consultas relacionadas con infecciones agudas de las vías respiratorias en niños con una edad media de 3’3 años que cumplían con el criterio de la investigación. Un 4’3% eran pacientes de raza blanca no latinos que recibieron antibióticos por vía oral, intravenosa o intramuscular, en cambio, sólo el 2’6% de los niños latinos recibieron estos fármacos. La cifra se reduce aún más en el caso de los pacientes de raza negra y latinos, sólo un 1’9% recibió antibióticos para tratar la infección vírica.

Los expertos comentan que no es la única diferencia, otros estudios han mostrado diferentes disparidades en los tratamientos según la raza y la etnia, por ejemplo, la frecuencia de tomografías computarizadas para traumatismos menores de cabeza, las pruebas de laboratorio, las de radiología, etc. Los resultados de esta nueva investigación no hacen más que evidenciar de forma adicional que en la prestación de atención de salud, las diferencias raciales y étnicas tienen peso. Claro, que en este caso, los niños de raza blanca son los perjudicados por recibir fármacos de forma innecesaria, se puede decir que los prejuicios en cuanto a raza y etnia han beneficiado al resto de niños.

Los expertos comentan que se necesitan más estudios para comprender por qué existen diferencias en la atención médica, pero lo cierto es que es fácil deducir las razones, por ejemplo, el seguro médico o los prejuicios raciales (que los hay). Dado que el problema de la resistencia que están adquiriendo las bacterias ante los antibióticos es creciente y grave, ya que se corre el riesgo de que desaparezca un arma efectiva para tratar las infecciones bacterianas, sería cuestión de concienciar a los médicos de lo contraproducente que es recetar antibióticos sin que sea necesario.

Los investigadores consideran que es necesario seguir investigando y tratar de conocer las razones que subyacen a las diferencias raciales y étnicas en la prescripción de antibióticos, pero lo cierto es que no es tan importante actualmente como el de prescribir estos fármacos de forma innecesaria, por lo que quizá se debería poner en marcha algún plan de acción para evitar este tipo de acciones, después se podrán analizar las diferencias en el tratamiento médico que se da a los niños y adultos según su raza y etnia.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web del Sistema Nacional de Salud Infantil de Estados Unidos (Children’s National Health System).

Foto | Sheep purple

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...