Los padres de niños con cáncer exigen pasar más tiempo con sus hijos internados

Una nueva campaña busca conseguir un horario de visitas más flexible para que los padres de niños con cáncer puedan pasar mayor cantidad de tiempo con sus niños internados en Unidades de Cuidados Intensivos.

niño-enfermo

Tener a un niño enfermo es una situación sumamente dramática para toda la familia, sobre todo para sus padres que harían lo que fuera para que sus hijos recuperen la salud, pero que en primer medida saben lo importante que es pasar tiempo con sus pequeños por eso frente a casos de niños con cáncer, los padres exigen poder pasar mayor cantidad de tiempo con sus niños internados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Es en base a esto que se ha puesto en marcha una nueva campaña de sensibilización que busca que los responsables del área sanitaria de todas las autonomías y los defensores del pueblo se pongan en el lugar de estos afligidos padres y permitan mayor flexibilidad en los horarios de visita, ya que solamente 10 de los 25 hospitales analizados por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer ofrecen un horario de visita abierto a estos casos.

La campaña se ampara en el hecho de que la restricción horario vulnera uno de los derechos principales recogidos de la Carta Europea sobre los Niños Hospitalizados, que es el de estar con sus padres, ya que el amor de la familia es un pilar clave y fundamental para sus tratamientos y recuperación.

La federación reclama al gobierno y a las comunidades autónomas que se permita en todos los hospitales que los niños con cáncer sean acompañados por un familiar cuando se encuentren internados en las unidades de cuidados intensivos durante más horas al día de las que se permiten en la actualidad.

En la gran mayoría de los hospitales el horario de visita varías entre tres y una hora y media, lo que resulta sin lugar a ninguna duda en muy poco tiempo para aquellas familias que tienen a un niño enfermo de cáncer que necesita sobre todo el apoyo y la compañía de sus padres para salir adelante. En solamente 10 de estas instituciones médicas el horario permite entre 4 y 10 horas diarias de visitas por lo que en el resto se vulnera uno de los derechos del niño enfermo.

“el derecho a estar acompañado de sus padres o de la persona que los sustituya el máximo tiempo posible durante su permanencia en el hospital, no como espectadores pasivos, sino como elementos activos de la vida hospitalaria”.

No cabe ninguna duda que la compañía de los padres influye directamente y de forma muy positiva en la recuperación del niño enfermo, ya que reduce sentimientos que lo vuelven vulnerable, como el miedo, la angustia, la ansiedad y el estrés de su condición.

Vía | 20 Minutos
Foto | qwrrty

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...