Los niños sedentarios viven más estresados

Un nuevo estudio ha determinado que los niños que tienen un estilo de vida más sedentario ven aumentados sus niveles de cortisol, conocida como la hormona del estrés.

sedentario

Una vida sedentaria desde la infancia puede exponer a los niños a todo tipo de problemas y perjuicios para su salud, de por si sabemos perfectamente que los expone al riesgo de padecer sobrepeso u obesidad, pero además se ha conocido que los niños que pasan sus días sin demasiada actividad física ven aumentados sus niveles de estrés.

Los niños inactivos viven por lo tanto mucho más estresados e infelices que todos aquellos niños que se mantienen activos y ocupados en diversas actividades, y esto se debería a que la falta de actividad genera repentinos aumentos de la hormona del estrés, según ha informado Silja Matikainen de la Universidad de Helsinki en Finlandia, que es la autora principal del estudio que así lo demuestra.

“Los resultados sugieren que la actividad física juega un papel en la salud mental de los niños a la hora de amortiguar los efectos del estrés diario, tales como hablar en público”.

Durante la investigación se pudo comprobar que los niños que tenían un estilo de vida sedentario tenían unos niveles muchos más altos de cortisol que es la hormona que se relaciona al estrés, mientras que los niños más activos, en igualdad de condiciones, no demostraban ese aumento de la hormona.

Para llegar a estar conclusiones se contó con un total de 252 niños participantes y se les supervisó la actividad física y sus niveles de cortisol, utilizando en cada caso un acelerómetro en la muñeca para medir la cantidad de actividad que realizaban, y se les tomaron muestras de saliva para medir en cada niño sus niveles de cortisol.

A la hora de medir las reacciones de los niños al estrés se les asignaron diversas tareas supervisadas por los investigadores, que fueron capaces de encontrar un vínculo entre la cantidad de actividad física y las respuestas hormonales de estrés en los niños.

Los pequeños fueron divididos en tres grupos, según si eran más o menos activos, para poder determinar su rendimiento, y se pudo comprobar que aquellos que mantenían un ritmo de actividad más alto eran los que vivían más felices y con menores niveles de la hormona del estrés.

Vía | Te Interesa
Foto | Brit.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...