Los niños se deshidratan más rápido en los viajes en coche

Tanto los niños como las personas muy mayores son los más vulnerables en épocas calurosas del año a sufrir descompensaciones, golpes de calor y a deshidratarse, ya que su cuerpo tiene una menor resistencia, y por eso es que los adultos responsables deben extremar las precauciones para evitar todo tipo de inconvenientes y problemas de salud. En el caso de los pequeños los expertos afirman que los niños son sumamente propensos a deshidratarse con mayor facilidad en los viajes largos en coche, sumamente comunes y frecuentes durante el verano, que es cuando la familia sale de paseo o de vacaciones.

Los especialistas indican que los padres deben ser conscientes de que los niños pueden deshidratarse de forma muy rápida dentro del coche, por lo que es importante mantenerlos bien hidratados y llevar a bordo del vehículo una buena cantidad de líquidos para que dure durante todo el paseo, sobre todo agua fresca o zumos de fruta natural, ofreciendoles de manera frecuente aún cuando el niño no manifieste que tiene sed. Durante los viajes en coche es también valioso saber que se debe llevar ropa fresca y holgada, además de conseguir una buena climatización dentro del vehículo para que el aire no se caliente en su interior.

El doctor Javier Satorres, especialista de la Unidad de Medicina Interna del Hospital USP San Jaime de Torrevieja:

“Muchas veces los niños no se hidratan por simple distracción, por lo que hay que ofrecerles líquidos con frecuencia”…”muy importante evitar la deshidratación de los menores”.

Los adultos también pueden tener en cuenta los horarios al viajar, tratando de evitar los horarios en los que el sol pega más fuerte para que el coche no acumule demasiado calor, incluso es sumamente positivo llevar las ventanillas bajas para que durante el trayecto pueda entrar aire fresco del exterior.

A la hora de planificar un viaje de algunas horas, la alimentación es otro factor clave, los niños deben comer abundantes frutas y verduras, ya que eso los ayudará a mantenerse hidratados, con las vitaminas que su organismo necesita. Es importante recalcar que bajo ningún aspecto se pueden dejar a los niños en el interior del coche si el mismo se encuentra expuesto al sol, o si la temperatura ambiente del día es demasiado elevada, ya que se corre un alto riesgo de provocarles un golpe de calor.

Vía | Crece Bebé
Foto | *clairity* de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...