Los niños en EEUU ingieren muchas bebidas dietéticas

Un nuevo estudio basado en una encuesta nacional de salud ha revelado que en la última década se ha duplicado el número de niños que consume bebidas dietéticas en el país norteamericano, las bebidas sin azúcar parece ser la elección de los niños de esta generación ya que los autores han indicado que para el 2008 era el 12,5% de los niños los que consumían bebidas endulzadas artificialmente.

La tendencia que supone un gran adelanto en contra de los problemas de sobrepeso y obesidad que tiene en alerta a los Estados Unidos debido a sus altos índices de obesidad infantil que supone un futuro con adultos sufriendo serios problemas de salud, es doblemente significativa ya que no son solamente los niños quienes eligen las opciones dietéticas, sino que lo hacen siguiendo el ejemplo de los mayores, ya que son también ellos los que se deciden por bebidas sin azúcar.

Los expertos de todas formas han indicado que no se conoce en la actualidad si este patrón de conducta es del todo positivo en la vida de los niños, en palabras de la autora principal, doctora Miriam B. Vos, de Emory University, Atlanta:

«Queremos que los niños beban menos azúcar. Pero el desafío es que no existen estudios sobre los efectos de los endulzantes artificiales en la salud pediátrica en el largo plazo».

Es valioso aclarar que eso no significa que las bebidas dietéticas no sean seguras para el consumo de los niños, pero de todas formas los expertos se mantienen cautelosos ante la posibilidad de aconsejar este tipo de bebidas durante la infancia, ya que es necesario que previamente se estudien más a fondo los posibles efectos sobre el peso y la salud en general de los niños que consumen sustitutos de azúcar, endulzantes artificiales tales como la sacarina, la sucralosa o el aspartamo.

Es importante destacar que lo mejor para los niños es consumir bebidas naturales como los jugos de fruta fresca, o agua potable, dando como contadas las situaciones en las que beban productos gasificados, ya que son los menos recomendables para los niños, por las posibles repercusiones que estas pueden tener en el sistema circulatorio de los pequeños.

Vía | Vida y Estilo
Foto |  andrechinn de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...