Los niños de preescolar usan tablets y smartphones a diario

Según los resultados de una investigación estadounidense, los niños de preescolar (menores de 5 años) usan tablets y smartphones a diario y durante largos periodos. Los motivos argumentados por los padres son varios, pero principalmente que dejan estos aparatos a sus hijos para que se callen y estén distraídos mientras realizan labores domésticas o están en algún lugar público.

Tablets y niños

Según una investigación realizada por expertos del Centro Médico Einstein de Filadelfia (Estados Unidos), los niños de preescolar usan tablets y smartphones a diario, algo que preocupa a los expertos y especialmente por los motivos que explicamos a continuación. Según los resultados del estudio, muchos padres reconocen que utilizan los dispositivos digitales para que los niños estén callados y entretenidos en determinados lugares, o como sustituto de la interacción a la hora de acostarse, es decir, en vez de leerles un cuento o cantarles una canción, les dejan el tablet para que se duerman.

El estudio se ha realizado a partir de una encuesta realizada en 350 hogares con hijos de entre 4 meses y 6 años de edad, y con ingresos limitados de Filadelfia, dado que se trata de familias con economías ajustadas, los expertos consideran que la división digital existente hace algunos años por los ingresos de las familias, se está acortando. Quizá pueden tener problemas para llegar a fin de mes y sin embargo los pequeños cuentan con un dispositivo tecnológico, preferentemente un tablet, siendo este dispositivo el más popular entre los pequeños.

Según los resultados de la encuesta, muchos niños de hasta un año de edad usan el tablet más de 20 minutos al día. Este acceso a los dispositivos móviles a una edad tan temprana es el primer paso de la denominada alfabetización digital, aprenden antes a utilizar estos aparatos que a realizar otras actividades o tareas.

En el estudio se proporcionó, a las 350 familias que habían visitado una clínica pediátrica de la ciudad entre el mes de octubre y el mes de noviembre de 2014, un formulario con diversas preguntas que tenían la finalidad de averiguar cuánto usaban los niños los diferentes medios digitales, televisión, videojuegos, tablets y smartphones, ordenadores, etc. En prácticamente todos los hogares había una televisión, el 83% contaban con un tablet y el 77% con un teléfono móvil. Un 58% de los encuestados tenían un ordenador, un 56% una videoconsola y un 59% acceso a internet.

A mayor edad de los niños, mayor era la probabilidad de que tuvieran acceso a un tablet o a un teléfono móvil, de hecho, a los 4 años de edad, el 75% de los niños ya tenían su propio dispositivo móvil (recordemos que hablamos de familias con economías bajas), a esto hay que sumar que la mitad de los niños ya tenían televisión propia (en su habitación). Tan sólo un 3% de los encuestados manifestaron que sus hijos no habían utilizado un tablet o un smartphone. Merece la pena recordar que existen clínicas especializadas para desenganchar a los niños de la adicción a los dispositivos móviles, y que a ellas han tenido que acudir niños de tan sólo 4 años de edad.

Según los expertos, un 77% de los niños de hasta 2 años de edad usaban un dispositivo móvil a diario para jugar, ver vídeos, etc. El 50% de los niños de 4 años no necesitaba ayuda para utilizar estos dispositivos y se desenvolvían con soltura, los expertos apuntan además que un 25% de los niños de 2 años hacen lo mismo. Sobre la implicación de los padres, los investigadores explican que hasta un 70% dejaba a los niños jugar con el dispositivo mientras ellos hacían tareas domésticas u otras cosas, un 28% manifestó que usaban tablets y smarphones para ayudar a dormir a los niños. Como ya sabemos, los expertos recomiendan que los niños no duerman con este tipo de dispositivos electrónicos, con esta conducta los padres están favoreciendo que cuando crezcan los pequeños los utilicen habitualmente por la noche.

Los investigadores explican que los dispositivos electrónicos no pueden sustituir a la crianza, a la interacción humana, a la realización de otras actividades como leer o jugar, etc., por ello manifiestan su preocupación por esta excesiva exposición digital y las consecuencias que esto pueda tener en un futuro, temas que no se han abordado en esta investigación, ya que sólo se pretendía conocer el grado de exposición y los patrones de uso de los dispositivos.

Aquí explican que los resultados obtenidos no son representativos a nivel nacional, aunque sí ponen en relieve el carácter universal de la exposición digital, podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | nooccar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...