Los niños de los países nórdicos comen de forma más saludable que los adultos

Según una investigación realizada en los países nórdicos, los niños han mejorado su dieta durante los últimos años, consumen más pescado, frutas y verduras, y han reducido el consumo de alimentos y bebidas con azúcares añadidos. No ocurre lo mismo con los adultos, la investigación muestra que se ha incrementado el número de personas que comen alimentos ricos en grasas saturadas.

Dieta Nórdica

Según un estudio enmarcado en el Plan Nórdico de Acción para mejorar la salud y calidad de vida de los consumidores, la calidad de la dieta de los países nórdicos ha ido cayendo entre el periodo 2011-2014, sin embarg,o ha mejorado en la población infantil, ya que se ha incrementado la ingesta de frutas y verduras, reduciéndose además el consumo de productos azucarados.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron una encuesta a 4.949 niños de entre 7 y 12 años y 17.775 adultos de entre 18 y 65 años, procedentes de Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia y Suecia. El cometido de la investigación era realizar una comparativa de la dieta, la actividad física y el índice de sobrepeso en estos países. Se registraron datos sobre los hábitos alimenticios, la frecuencia de consumo de alimentos como el pescado, la fruta o la verdura, los alimentos ricos en grasas o azúcares, etc.

De los resultados se desprende que la proporción de adultos que no siguen una dieta saludable se incrementó pasando del 18% al 22% en el periodo 2011-2014, lo que supone que alrededor de medio millón de personas se sumaron al grupo de personas que no cuidan la dieta y comen de forma menos saludable. Lo más significativo es que comieron menos pescado, menos granos enteros y aumentaron el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas.

En la población infantil, a rasgos generales la dieta no cambió, pero se apreciaron mejoras, como por ejemplo el aumento del consumo de pescado, frutas y verduras, así como una disminución de la ingesta de alimentos y bebidas que contienen azúcares añadidos. La encuesta reveló otros datos interesantes, como la disparidad de la dieta entre los distintos grupos sociales, en los niños de padres cuyo nivel educativo era bajo, el consumo de alimentos poco saludables se duplicó en dos años, pero esta tendencia no se observó en países como Noruega o Finlandia.

Esto demuestra que las diferencias sociales influyen en el tipo de alimentación de los niños, y esto preocupa a los Gobiernos de estos países, aunque no hablan de poner en marcha ninguna medida. En el caso de Dinamarca, se aprecia una disminución significativa de la ingesta de alimentos con azúcares añadidos, sin embargo, se ha incrementado el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y se ha reducido el consumo de pan integral, algo que va en contra de las recomendaciones que ofrece la agencia de salud del país.

En Suecia, la proporción de niños que consumen alimentos ricos en azúcar aumentó desde el año 2011, a pesar de ello, sigue siendo el país de la región nórdica que menos azúcar consume. Los países en los que los niños han reducido el consumo de azúcar partieron de niveles más elevados que en Suecia, lo que quiere decir que a pesar de la reducción apreciada, el consumo sigue siendo elevado con respecto a Suecia.

Este estudio muestra que los países nórdicos se preocupan por la dieta de la población y trabajan para lograr que se siga una dieta más sana, se subvencionan alimentos saludables, se proporciona a los niños alimentos de calidad, etc. Poco a poco se consigue encauzar la dieta de los niños, pero sorprende que la dieta de los adultos sea cada vez peor. Podéis conocer todos los detalles del informe a través de este artículo (Pdf) del Nordic Council of Ministers.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...