Los niños de Cantabria disfrutarán de una semana de vacaciones cada dos meses

En Cantabria se ha cambiado el calendario escolar para la próxima temporada escolar, los niños disfrutarán de una semana de vacaciones cada dos meses. Desde la Consejería de educación se defiende este modelo para facilitar que los niños puedan descansar y rendir mejor en el colegio. Las familias por su parte no están de acuerdo ya que se dificulta la conciliación familiar.

Vacaciones escolares en Cantabria

Aunque hace algunos días que ya se había dado a conocer la noticia, no ha sido hasta ahora que se ha confirmado el nuevo calendario escolar para el próximo curso de los niños de Cantabria. Aunque este calendario seguirá teniendo los 175 días lectivos, los cambios son significativos, el curso será repartido en cinco periodos y los niños de Cantabria disfrutarán de una semana de vacaciones cada dos meses.

Este cambio en la entrega de las vacaciones no afectará a los días lectivos repartidos en cinco periodos, el más corto de 31 días y el más largo de 44 días. Se introducen días de vacaciones en el mes de noviembre, ya que el resto ya existían, Navidad, Carnaval y Semana Santa. Además se tiene previsto que en esas semanas de vacaciones se desarrollen actividades en los centros que faciliten la conciliación a los padres.

En el calendario que ha facilitado la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, profesores y alumnos contarán con un primer periodo lectivo de 35 días a partir del 8 de septiembre, posteriormente se disfrutará de una semana de vacaciones desde el 31 de octubre hasta el 4 de noviembre. El segundo periodo lectivo será de 33 días, una vez concluido, los niños tendrán dos semanas de vacaciones, desde el 26 de diciembre hasta el 6 de enero.

El tercer periodo será de 32 días lectivos al que le seguirá una semana de vacaciones a disfrutar del 23 al 28 de febrero. El cuarto periodo tendrá 31 días lectivos y seguidamente una semana de vacaciones, desde el 17 al 21 de abril. Finalmente, el quinto periodo será el más largo y contará con 44 días lectivos, hasta finalizar el curso escolar el 23 de junio. Como decíamos, los medios de comunicación dieron a conocer la noticia antes de que se comunicaran los cambios a las partes interesadas, por lo que se ha pedido perdón a los padres.

Los centros escolares con comedor escolar que abrían los meses de julio y agosto, seguirán abiertos y se sumarán propuestas planteadas por los ayuntamientos. En este nuevo acuerdo se recoge la reducción de la jornada a los profesores de secundaria, con el propósito de que los niños vuelvan a tener las 18 horas lectivas a la semana que ya tenían en el año 2011, con un máximo de 21 horas que serán compensadas como horas complementarias.

Desde la consejería se defiende este nuevo modelo para que los trimestres no resulten tan largos, quizá para los alumnos sea mejor, pero las familias no están de acuerdo con estos cambios. Según leemos aquí, la Ceapa (Federación de Asociaciones de Padres de la Escuela Pública) ya ha rechazado este nuevo calendario, ya que no ha sido consensuado con las familias y los alumnos. Se considera que este tipo de medidas dificultan la conciliación familiar, y seguramente muchos de los lectores estarán de acuerdo con esta conclusión, mientras los padres trabajan los niños tendrán unas vacaciones, que complicarán su atención.

Se argumenta que otros países como Francia, Alemania o los países nórdicos tienen este calendario, ya que es necesario llevar a cabo la racionalidad pedagógica. A la hora de negociar un calendario, la motivación debe ser el fin pedagógico, pensando siempre en lo que es mejor para los alumnos. Al reducir el cansancio de los niños con los estudios, el rendimiento mejora, por otro lado, se le brinda más importancia a las actividades de tiempo libre desarrolladas por los centros y favorece los intercambios extraescolares y el asociacionismo.

Los padres comentan que no ven las ventajas ni las razones pedagógicas, pero sí que en gran medida se va a dificultar la conciliación entre la vida personal y laboral de las familias. Por otro lado apuntan que no serán vacaciones para los alumnos, ya que deberán realizar una gran cantidad de deberes escolares. El tema está sujeto a debate, pero no se puede hablar de los modelos de otros países por varias razones, el plan de estudios es diferente (hablando de los deberes), los factores socioeconómicos son distintos, las familias cuentan con más ayudas, etc. Para aplicar el mismo modelo, quizá se deberían contar con las mismas ventajas que tienen las familias de los países nombrados.

Hay más que destacar de este tema, pero esperaremos a que se publique el calendario escolar en la página web de Educantabria. ¿Qué opináis sobre estos cambios?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...