Los niños con pubertad precoz son más propensos a las enfermedades mentales

La pubertad precoz puede afectar tanto a niños como a niñas, cortando su infancia antes de tiempo y volviéndolos vulnerables a padecer enfermedades mentales.

Un reciente estudio analizó a un grupo de niños que atravesaron una pubertad precoz, descubriendo que tienen la particularidad de ser mucho más vulnerables a sufrir de problemas mentales, son niños que sufren mayores niveles de ansiedad y tienen amplias dificultades para relacionarse socialmente, con peor rendimiento en sus estudios.

Los niños que se desarrollan antes de tiempo al parecer tienen una doble desventaja que los expone a una vulnerabilidad emocional grave que, en los casos de no contar con un respaldo afectuoso por parte de la familia y psicológico por parte de un profesional, puede generar problemas mentales en estos individuos.

El estudio fue desarrollado por el Instituto de Investigación Infantil Murdoch de Melbourne, y publicada recientemente en la “Revista de la Salud del Adolescente”, siendo el primero en su tipo que se encarga de estudiar el estado mental de los niños que encuentran su pubertad a edades muy tempranas comparados al resto.

George Patton, uno de los investigadores involucrados, indica:

“avanzan mucho menos en términos de su mundo emocional que los otros niños de su edad y son más vulnerables que los otros porque cargan con esta vulnerabilidad durante los cambios difíciles que trae la pubertad”.

Esta condición generalmente afecta a niños entre los 8 y 9 años de edad, generando problemas mentales sobre todo en el caso de las niñas, cuya pubertad precoz generalmente corta de lleno con el proceso natural de su infancia, se vuelven más retraída, tristes y solitarias, en muchos casos no saben cómo controlar sus niveles de ansiedad, y estos problemas suelen acompañarlas por el resto de sus vidas, por lo cual necesitan un tratamiento adecuado a sus necesidades.

Entre los problemas más frecuentes que pueden estar relacionados a la pubertad precoz, encontramos la depresión, la ansiedad severa, la tendencia a herirse, la agresividad y una remarcada tendencia al abuso de sustancias. Por otra parte no podemos dejar de mencionar que niños que no tienen un buen ambiente familiar son vulnerables a iniciar también de forma precoz su sexualidad, lo que los expone a todo tipo de enfermedades de transimsión sexual y a embarazos no deseados.

Lo que más llamó la atención de los expertos, es que si bien en algunos casos el problema mental se desata luego del desarrollo precoz, en otros en cambio, el problema mental existía aún antes de que entraran en el período de la pubertad, esos niños en particular mostraban ciertas características difíciles de identificar entre los 3 y 4 años de edad.

Vía | Perú
Foto | gezelle

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...