Los niños con estrés crónico corren mayor riesgo de ser obesos

Se ha descubierto que los niños que sufren estrés de manera crónica corren un riesgo mucho mayor al resto de padecer obesidad, eso se debe según se cree a que vivir bajo el estrés hace que los niños encuentren mayores dificultades para controlar su conducta y emociones, sobre todo hacia la adolescencia, y una conducta compulsiva al comer es relativamente normal según indica un nuevo estudio.

Durante la investigación se evaluaron los diferentes factores de estrés psicosocial y físico al que se enfrentan los niños de forma frecuente, y se pudo comprobar por ejemplo que los niños de nueve años que se exponen de forma crónica a factores estresantes como el hacinamiento en la vivienda, la pobreza o los conflictos familiares son mucho más propensos a ganar más kilos de lo normal a medida que van creciendo, y que contaban con un peso significativamente mayor al indicado hacia los 13 años de edad en comparación a los niños que no vivían expuestos a esos factores.

Las situaciones de estrés y de ansiedad desde la infancia provoca entonces una falta de autocontrol creciente, lo que puede desembocar en comportamientos alimentarios inadecuados lo que lleva tarde o temprano a la obesidad y el sobrepeso hacia la adolescencia. Para conocer estos datos el equipo de investigadores del psicólogo Gary Evans, de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos juntó datos del total de 244 niños de 9 años de edad de las zonas rurales de Nueva York.

A cada niño se lo midió en altura y en peso y se evaluó el tipo de vida de cada uno de ellos en lo referente al estrés físico y psicosocial, para conocer si estaban expuestos a la violencia, a las malas condiciones en la vivienda familias o a la falta de recursos para acceder a elementos tales como los libros. Luego de recaudar esos datos se volvieron a tomar las medidas cuatro años más tarde, en lo que se pudo comprobar que los niños con problemas agobiantes habían engordado mucho más que aquellos otros de misma edad que tenían una vida más relajada.

Las naciones industrializadas generan niños con estrés que ofrecen todo tipo de alimentos malos para la salud, dulces ricos en grasa que son en general la preferencia de los niños que viven en condiciones de estrés, por lo que el aumento de peso en niños y adolescentes va en aumento.

Vía | Rosario 3
Foto | EmerandSam de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...