Los niños comen frutas y verduras si sus padres lo hacen

Dicen que la mejor forma de enseñar es con el ejemplo, por eso los especialistas en nutrición de todo el mundo concuerdan en pensar que la mejor manera de hacer que los niños tomen mayor cantidad de frutas y verduras en sus comidas es si lo hacen en familia y tienen el ejemplo de sus padres que también eligen este tipo de productos por sobre otros de menor calidad nutricional, o inclusive malos para el organismo.

Los expertos han analizado los beneficios que derivan del hecho de comer en familia, por eso todos los grupos familiares deberían organizarse para, por lo menos comer con los niños del hogar uno o dos veces por semana, en situaciones en las que siempre debe haber frutas y verduras, para que los pequeños se familiaricen con estos productos tan saludables.

El lado positivo de poner en marcha este plan de comidas en familia que hace que los niños aprendan a comer mejor ha sido descubierto por un estudio desarrollado por los expertos de la Universidad de Leeds, del Reino Unido, quienes han publicado sus resultados en el Journal of Epidemiology and Community Health.

Meaghan Cristiano, quien ha sido el autor de esta investigación, indica sobre los datos obtenidos:

“Dado que los hábitos alimentarios se establecen en la infancia, la importancia de promover la comida de la familia debe ser más prominente en las campañas de salud pública”.

Los datos sugieren que si los padres consumen frutas y verduras en presencia de sus niños y les ofrecen estos mismos alimentos, los pequeños deciden por sus propios medios comerlos e incorporarlos a la dieta, algo sumamente importante en la actualidad donde las cifras indican que el 63% de los niños no consume la cantidad de frutas y verduras recomendadas por parte de la Organización Mundial de la Salud, que son 5 piezas al día.

Por su parte, la profesora Janet Cade, de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Alimentación y Nutrición, quien se ha encargado de supervisar el estudio, revela:

“Incluso si es sólo una comida familiar a la semana, cuando los niños comen juntos con los padres o hermanos mayores que han aprendido a comer y ven cómo comen y los diferentes tipos de alimentos que consumen resulta fundamental para la creación de sus hábitos alimentarios propios y preferencias”.

Vía | rpp
Foto | USAG-Humphreys

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...