Los juegos Wii no ejercitan a los niños según nuevo estudio

Hace algún tiempo se presentó a la consola de videojuegos Nintendo Wii como la alternativa perfecta para realizar actividad física desde la comodidad del hogar, ideal para los pequeños ya que realizaban “deportes” al mismo tiempo en el que se divertían jugando, y fueron muchos los padres que creyeron en esa alternativa como algo saludable para sus familias.

Un nuevo estudio realizado en los Estados Unidos por parte de la Facultad de Medicina Baylor en Houston, Texas, ha revelado que en realidad los juegos de boxeo, de tenis o de baile que se aprovechan desde las consolas de video juego en realidad no estarían estimulando el cuerpo de los niños ni superando las necesidades diarias de ejercicio que precisan.

Los investigadores descubrieron que los niños que usaban esos juegos no registraron mayor actividad física que aquellos otros que jugaron sentados desde su sofá. Muchos investigadores de salud esperaban en efecto que los videojuegos activos pudiesen representar hoy en día una alternativa a la actividad física realizada al aire libre, para poder aportar por lo menos un poco de estímulo al cuerpo de los niños, pero al parecer el deporte real sigue siendo la única opción efectiva.

Tom Baranowski y sus colegas Baylor, que participaron del estudio comentaron:

“Esperábamos que jugar a videojuegos indujera a un incremento sustancial en la actividad física de los niños”…”Francamente, nos quedamos asombrados por la total falta de diferencia”.

Para realizar el estudio se repartieron consolas Nintendo Wii a 78 niños de entre 9 y 12 años, que hasta el momento no la tenían, la mitad de ellos tuvo la opción de jugar en activo, con juegos de deportes o de baile, y la otra mitad en cambio jugó en inactivo, con juegos de carreras o de plataforma. Hacia la mitad de la investigación los niños tuvieron la oportunidad de elegir otro juego de la misma categoría del primero, y se realizó en total un seguimiento durante 13 semanas en las que se examinó los niveles de actividad física de cada uno mediante un dispositivo de medición corporal llamado acelerómetro.

Cada niño usó el dispositivo en un cinturón durante diferentes períodos de la semana durante el estudio, así se analizaron los momentos en los que realizaban ejercicio ligero, moderado o vigoroso o el momento en el que eran sedentarios. Los resultados fueron concretos, durante el estudio los niños que jugaban en modo activo no presentaron mayores niveles de actividad física que los que jugaron en modo inactivo, tampoco hubo diferencias entre los tiempos en los que realizaron actividades o en el que estuvieron sedentarios entre ambos grupos.

Vía | Terra
Foto | Telegraph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...