Los enemas no son la solución para los niños con incontinencia fecal

Un reciente estudio desarrollado por científicos holandeses ha dado nueva información sobre los tratamientos que reciben los niños que sufren de incontinencia fecal inexplicable, y es que al parecer sus síntomas no mejoran si se les practican enemas, por lo menos no más que recibiendo el tratamiento convencional en esos casos.

El estudio se realizó sobre un grupo de niños que padecían casos de incontinencia fecal no retentiva funcional, un problema de salud que tiene como síntoma único un problema de incontinencia sin causas aparentes o un signo orgánico de constipación. La autora del estudio fue la doctora Rosa Burgers, del Centro Médico de Amsterdam que trabajó junto con su equipo de investigación.

Cuando los niños presentan este problema o bien se les practican enemas o tratamientos convencionales, que se forman por un programa compuesto por entrenamiento en el baño, información a los padres, estrategias conductuales, además de un diario sobre el movimiento intestinal del niño y un sistema de recompensa. Vale destacar que este tratamiento ofrece buenos resultados en menos de un tercio de los casos a los dos años.

“los niños con IFNRF contrarrestarían el estímulo normal para defecar al contraer el esfínter anal externo para poder retener la materia fecal en el recto”…”Planteamos que los enemas diarios, que mantienen limpia la ropa interior, motivarían a los niños a recuperar las capacidad de defecar”.

De los 71 niños participantes se formaron dos grupos divididos al azar, uno de los grupos recibió el tratamiento habitual sin enemas y el otro grupo el tratamiento habitual con enemas diarios durante las dos primeras semanas del estudio, reduciendo la cantidad de enemas de forma progresiva con el tiempo. En total los tratamientos duraron seis semanas y es valioso destacar que al inicio del estudio los niños presentaban una media de 6,1 episodios de incontinencia fecal por semana.

“En ambos grupos aumentaron significativamente los episodios de incontinencia fecal. Los enemas rectales no fueron más efectivos que la terapia tradicional en estos niños”.

Luego de dos semanas se pudo comprobar que la incontinencia fecal se redujo de 7 a 1 dentro del grupo de niños tratados con enemas y de 6 a 2 en el grupo que no los reicibió, al respecto el grupo de investigadores concluye:

“Nuestro estudio demuestra que el uso temporario de los enemas diarios con la terapia tradicional no es más efectivo en los niños con IFNRF que el tratamiento habitual únicamente. Por esto, se necesitan nuevas estrategias clínicas para tratar eficientemente a este grupo de pacientes”.

Vía | Terra
Foto | hhkay

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...