Los bebés reconocen el olor de sus madres para alimentarse

Un reciente estudio ha echado nueva luz sobre la fuerte relación que existe entre la madre y su bebé recién nacido y la forma en la que los pequeños se prenden de forma intuitiva al pecho materno para alimentarse. Al parecer los mamíferos consiguen tomar la leche de sus madres luego de un aprendizaje de su olor personal, ya que al momento del nacimiento el bebé siente el olor del líquido amniótico y luego el de su madre, eso lo hace reaccionar y reconocerla y puede comenzar a alimentarse.

La información ha sido ofrecida gracias al trabajo de los investigadores del Wellcome Trust Sanger Institute, en el Reino Unido. Se sabe que el aprender a succionar teniendo pocas horas de nacido es un paso fundamental para la supervivencia de los bebés, ya que los mamíferos, entre ellos los humanos, deben comenzar a alimentarse casi de forma inmediata a su nacimiento, ya que de otra forma es imposible que sobreviva. Este proceso es posible gracias a la biología del instinto.

Darren Logan, autor principal del estudio, del Wellcome Trust Sanger Institute, explica:

“Esperábamos encontrar una feromona que controle la succión en ratones, pero descubrimos un mecanismo totalmente diferente”…”hemos demostrado, por primera vez, que los ratones no responden a una feromona, sino que reaccionan a una respuesta aprendida, basada en una mezcla de olores: el olor único de la madre”.

En el trabajo de descubrir los olores involucrados en el aprendizaje de la lactancia se trabajó con ratones recién nacidos por cesáreas y se los acercó a senos que habían sido lavados y sumergidos en fluidos a los que los bebés se exponen al momento del nacimiento tales como el líquido amniótico, la saliva de sus madres cuando los lavan, la leche materna y la orina. El resultado demostró que solamente los pechos que olían a líquido amniótico eran los que despertaban en las crías el impulso de amamantarse.

La coautora Lisa Stowers, del Instituto de Investigación Scripps, añade:

“Nuestro trabajo demuestra que no existe una feromona para la alimentación de los ratones recién nacidos, sino que las crías de ratón aprenden el olor de esta mezcla única y variable de la madre en el nacimiento”.

Vía | La Voz 91
Foto |  Centro Guna, Salud y Bienestar de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...