Los bebés que crecen rápido corren riesgo de padecer obesidad

Lo que muchos padres quieren es que su bebé crezca sano y fuerte, creyendo en muchos casos que el hecho de que lo haga rápido o que sea mucho más grande que los demás bebés a su edad es una garantía de un desarrollo saludable, ahora un estudio elaborado en Harvard ha indicado que ese crecimiento rápido no siempre es positivo, y que en muchos casos podría ser indicador de que el niño sufrirá de obesidad infantil.

La forma de saber entonces si el niño al crecer mostrará obesidad infantil es comprobar si sobre su desarrollo rebasaron dos puntos de corte en las tablas de porcentajes de crecimiento que utilizan los padiatras para cuando cumplieron los dos años de edad. En base a eso se puede saber que los bebés que crecieron de forma rápida tienen el doble de riesgos de ser obesos llegando a los 5 años de vida, en comparación a aquellos pequeños que nacieron de forma paulatina.

También se pudo observar que los niños que crecieron rápidamente eran propensos a ser obesos hacia los 10 años de edad, teniendo los mayores riesgos aquellos pequeños que demostraron un aumento de crecimiento mucho mayor durante sus primeros seis meses de vida. Lo que debe tenerse en cuenta es que ese tipo de crecimiento rápido debe tomarse como una señal de alerta entre los médicos, ya que podría tratarse de casos de sobrealimentación proporcionada por los padres, o de malas costumbres como la falta de ejercicio físico en los niños, o la larga permanencia en sillas de paseo impuesta por la familia que le impide moverse o gatear.

Son muchos los especialistas que han indicado que esas afirmaciones pueden ser contradictorias, ya que el mayor crecimiento podría provocar que los niños sean puestos a dieta desde muy temprano, algo que a largo plazo puede ser muy perjudicial para la vida de los niños, ya que no todos los casos son iguales y niños que no son propensos a la obesidad recibirían menos alimentos, u otro tipo de comida que luego los podrían conducir a la obesidad.

La referencia contra a los datos se debe a que si bien muchos de los niños estudiados marcaban dos puntos de corte en las tablas de crecimiento, solamente el 12% eran obesos para los 5 años de edad y apenas unos pocos lo eran para los 10 años. En los Estados Unidos el 10% de los niños en edad preescolar son obesos, comparados al 19% de los que tienen entre 6 y 11 años de edad. En resumen los pediatras que se encuentran en contra de esta información indican que es necesaria una investigación mucho más profunda para poder identificar si lo indicado es realmente útil para detectar futuros casos de obesidad infantil.

Vía | El Comercio
Foto | strengthin20

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...