¿Los bebés pueden leer la mente?

Un reciente estudio ha podido determinar que los niños son capaces de interpretar el pensamiento de los otros con solamente un año y medio de vida.

leer-mentes

Los bebés son sumamente perceptivos, sensibles al mundo que los rodea y sobre todo a aquellas personas más cercanas a él, por lo que se considera que con solamente un año y medio pueden acaso “leer la mente” de las personas, adivinar aquello en lo que están pensando o cuáles son sus intenciones, algo sugerido en un reciente estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society.

Los expertos consideraban hasta el momento que esta habilidad infantil por interpretar el pensamiento de los otros y comprender las perspectivas de su entorno se daba más adelante en el tiempo, aproximadamente hacia los cuatro años de vida, pero este nuevo hallazgo indica que se trata de un mecanismo que sucede mucho antes en el tiempo, lo que indica que los bebés nacen con habilidades sociales concretas de empatía hacia el resto, según indica el autor del estudio H. Clark Barrett, antropólogo de la Universidad de California en Los Angeles.

El estudio se basó en demostrar la habilidad de los bebés en la prueba de la falsa creencia, una de las pocas tareas cognitivas que puede ser desarrollada solamente por crías humanas y no de otras especies semejantes, como los chimpances. Para la prueba se necesita que una persona entre a una habitación y coloque un objeto cualquiera, en este caso unas tijeras, en un sitio oculto, luego entra otra persona y pone ese mismo objeto en su bolsillo sin que la primera persona se encuentre presente. Cuando el primer individuo vuelve a la habitación se le consulta al niño, que vio absoluamente todo: “¿Dónde crees que la persona buscará primero las tijeras?”.

Se trata de un proceso difícil ya que para responder es necesario que el niño haya desarrollado una teoría mental, o que tenga la habilidad de comprender cuáles son las perspectivas de los otros, es decir, sus mecanismos de pensamiento, ya que en ese caso, si bien el niño sabe dónde estan las tijeras, la primera persona no vio que alguien las sacó de su sitio y se las colocó en el bolsillo.

Se pudo comprobar que entre los 4 y 7 años de vida la mayoría de los pequeños estudiados de los países occidentales no tienen problemas en responder que la primer persona buscará el objeto en el escondite original, ya que no sabe que alguien las tomó luego. Lo llamativo es que se descubrió que los niños de todo el mundo pueden llegar a la misma conclusión a diferentes edades.

Los investigadores observaron que no hace falta preguntarle al niño nada al respecto sobre lo que está mirando, solamente hace falta seguirle la mirada para entender que el pequeño ha entendido todo el concepto mucho antes. Para identificar si esta habilidad tiene que ver con las diferencias culturales, los expertos estudiaron a todos los niños disponibles en 3 comunidades bien diferentes entre si como lo son Fiji, Ecuador y China, con edades comprendidas entre los 19 meses y los 5 años de vida.

Se pudo identificar que los niños son capaces de leer la mente, lo que refiere a suponer lo que los otros están pensando a edades muy tempranas, antes de lo que se suponía y que esto es aplicable a todos los infantes sin importar su lugar de nacimiento, por lo tanto se trata de una habilidad universal.

Vía | La Mula
Foto | happykatie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...