Los bebés pueden aprender a comer sano desde el vientre materno

Los expertos indican que una buena alimentación durante el embarazo puede hacer que los bebés nazcan sabiendo aceptar mayor variedad de sabores.

alimentacion

Lo que una mujer consuma durante su embarazo será la base de la primer fase educativa sobre la alimentación de sus futuros hijos, es decir, que se ha descubierto que el bebé en gestación es perfectamente capaz de aprender a comer con propiedad desde el vientre materno, siempre y cuando reciba una nutrición saludable y nutritiva.

Lo que recomiendan los expertos es que las mujeres embarazadas hagan a sus niños “probar” ciertos alimentos cuando todavía se encuentran dentro del vientre materno, por eso se indica que coman lo más saludable posible e incluyan buenas porciones de frutas y verduras, dado que una vez nacido el niño las reconocerá y continuará eligiéndolas.

Las investigaciones han demostrado que lo que la madre coma durante el embarazo influye de forma decisiva en las formas de comer de su hijo en el futuro, lo que muchas no saben es que en los casos en los que es realmente difícil que los niños coman verduras puede andar haciendo falta que esas madres las incorporen también en sus dietas.

Jule Mennella, bióloga del desarrollo del Centro Monell de Química de los Sentidos, en Filadelfia, en los Estados Unidos, explica en el marco de la reunión de la Asociación Estadunidense para el Avance de la Ciencia, en Boston:

“La buena noticia es que la investigación muestra que los bebés y su paladar pueden aprender desde muy temprano a comer alimentos saludables, incluso antes de su primer bocado”…“Desde antes que el niño pruebe su primer bocado, conoce los sabores a través del líquido amniótico en la matriz, y más tarde en la leche materna”…“El mensaje es: coman alimentos saludables que disfruten y cuando el bebé sea destetado, ya estará familiarizado con esos sabores”.

Para saber todo esto se participó con un grupo formado por 46 bebés de entre seis meses de edad y un año, y se pudo identificar que las madres que durante su embarazo consumieron jugo de zanahoria de forma regular o durante la lactancia tenían niños que aceptaban dos veces más los cereales, las frutas y las verduras comparados a los niños de madres que no tomaron jugo.

“Fue la primera vez que los bebés probaron alimento sólido, y muestra la influencia que nuestras primeras exposiciones tienen sobre nosotros. La investigación muestra que los niños reciben información sensorial en la matriz y mediante la leche materna”.

También se ha remarcado la importancia de proponerle una dieta nutritiva al niño desde el momento del destete, ya que los pequeños pueden ser perfectamente capaces de disfrutar de las comidas explorando diversos sabores a la par de sus padres, teniendo en cuenta nunca darles cosas picantes ni contraindicadas para su edad.

“Sea que un niño haya sido alimentado con leche materna o de fórmula, puede aprender desde que es destetado. Si se le expone desde el principio a las frutas y verduras con regularidad, pronto aceptará esos alimentos”…“Para cuando llega a los dos años, no hay razón por la que un niño no deba tener la misma dieta variada que un adulto”…“Mi consejo es: coman una variedad de alimentos saludables que disfruten durante el embarazo y la lactancia, y una vez que sus bebés empiecen a comer alimentos sólidos denles repetidas oportunidades de probar esos alimentos, hasta que lleguen a gustar de su sabor”.

Vía | Jornada
Foto | kretyen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...