Los bebés muy prematuros pueden desarrollar hipertensión

Un nuevo estudio realizado en Suecia ha comprobado que sumados a todos los problemas de salud que atraviesan los niños nacidos antes de tiempo, se suma el hecho de que los pequeños muy prematuros tienen grandes riesgos de desarrollar hipertensión hacia los dos años y medio de edad.

En palabras de los autores de la investigación, del Instituto Karolinska de Estocolmo, a cargo de la doctora Anna-Karin Edstedt Bonamy:

“Consideramos que a todos los niños que nacieron muy prematuros se les debería controlar la presión regularmente durante la niñez para detectar y tratar la hipertensión”…”Las exposiciones en los primeros años de vida tienen efectos futuros en la salud. La presión alta en la niñez predice la hipertensión en la edad adulta”.

Para llegar a estas conclusiones el equipo estudio a niños de 2 años de edad, en total un grupo formado por 68 niños que formaban parte de una suma de información del Estudio sobre Bebés Extremadamente Prematuros de Suecia, comparados con otros 65 niños que habían nacido a término.

Los niños prematuros habían nacido entre el año 2004 y el año 2007 con menos de 27 semanas de gestación, con un promedio de peso no mayor a los 810 gramos. Se pudo ver que hacia los dos años y medio esos niños prematuros demostraban valores de presión sistólica y diastólica mucho más altos que los otros niños que formaban el grupo de control.

Se pudo indicar así mismo que los valores se diferenciaban por género, los varones prematuros tenían valores de presión sistólica y diastólica mucho más altos que los varones de control, mientras que las niñas en cambio solamente tenían más alta la presión diastólica comparadas a las niñas nacidas a término.

La autora explica:

“Casi no hay información sobre estas diferencias de género asociadas con el parto prematuro. Ya habíamos demostrado que la presión también aumenta en las niñas prematuras cuando se las estudia en la adolescencia, pero no habíamos podido identificar otros signos de diferencias de género en otros estudios de seguimiento de una cohorte de adolescentes que habían nacido extremadamente prematuros”…”Estamos evaluando también el neurodesarrollo porque sería interesante correlacionar la presión no sólo con los factores de riesgo perinatal y las determinaciones cardiovasculares, sino también con la capacidad cognitiva y la conducta. Más adelante, en la niñez tardía/adolescencia, les haremos una evaluación de la presión durante 24 horas y estudiaremos su capacidad física”…”Las medidas de prevención primaria de los problemas cardiovasculares pueden ser importantes para mejorar el estado de salud futura de quienes nacen prematuramente, aunque todavía se necesitan estudios de seguimiento entre el parto y la edad adulta”.

Vía | Terra
Foto | Crece Bebé

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...