Los bebés lactantes están protegidos contra las infecciones respiratorias

Se puede afirmar el hecho de que los niños que son alimentados con leche materna desde el momento de su nacimiento tienen las defensas mucho más altas y por lo tanto se encuentran protegidos ante el riesgo de padecer infecciones en las vías respiratorias.

Entre los muchos motivos existentes para recomendar la lactancia exclusiva por lo menos durante los primeros seis meses de vida, destaca el hecho de que los bebés lactantes se encuentran protegidos y por lo tanto, son menos vulnerables a contraer y padecer infecciones respiratorias que pueden atentar seriamente contra su salud.

Los especialistas indican que inclusive es posible afirmar que los niños y niñas que no reciben lactancia materna y que son alimentados con sustitutos de la misma, como la leche de fórmula, son a su vez menos saludables y presentan una concreta tendencia a enfermarse de las vías respiratorias con cuadros de tos y frecuentes procesos alérgicos.

Por otro lado, los niños que son alimentados con leche materna como principal fuente de alimento desarrollan grandes defensas que les evitan el riesgo de infeccioes respiratorias agudas tales como la bronquitis, el resfrío, la gripe o la neumonía, que generalmente son motivo de alarma en los momentos en los que cambia el clima, todo por recibir este alimento natural y sano como ningún otro.

Los médicos especialistas que forman parte del hospital Dos de Mayo, en Lima, confirman que los bebés lactantes se encuentran posicionados en el rumbo de la buena nutrición con la chance de reforzar de forma diaria su sistema inmunológico, ya que la leche de la madre es el único alimento que se le puede ofrecer que cuenta con todos los azúcares, grasas, proteínas, minerales y vitaminas que necesita el ser humano durante el comienzo de su vida.

Los cambios de clima hacen aparecer todo tipo de complicaciones respiratorias, lo que marcará una tendencia de alergias y vulnerabilidad en los niños que tienen sus primeros síntomas debido a tener bajas sus defensas, algo que se puede evitar si se opta por la lactancia exclusiva desde el nacimiento.

“La primera leche, conocida como calostro, brinda inmunidad a los menores los protege contra  infecciones respiratorias, digestivas y previene alergias en la adultez. Luego se debe seguir con la lactancia complementada con otros alimentos”.

Vía | rpp
Foto | kellynphillong

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...