Los antivacunas son uno de los riesgos para la salud de los ciudadanos europeos

La división europea de la Organización Mundial de la Salud ha presentado un informe sobre el estado de la salud en Europa, en él se destaca que los antivacunas son uno de los riesgos para la salud de los ciudadanos europeos. En este informe también se habla de otros problemas que afectan a la salud y que hay que combatir, como el sobrepeso y la obesidad, el tabaquismo, etc.

Movimientos antivacunas, riesgos para la salud europea

Según un informe publicado por la oficina europea de la OMS (Organización Mundial de la Salud), los antivacunas son uno de los riesgos para la salud de los ciudadanos europeos y especialmente de los niños, ya que son quienes deben recibir las vacunas. Los problemas para alcanzar una buena cobertura de vacunaciones infantiles, en buena parte son causados por los padres que se niegan a inmunizar a sus hijos, a pesar de que existen muchísimos estudios que respaldan los beneficios de las vacunas.

En Europa se han realizado grandes avances en materia de salud, se ha logrado reducir prácticamente todas las causas de mortalidad en una media de un 25% durante los últimos 15 años, gracias a ello, la esperanza media de vida se ha incrementado hasta casi los 80 años. Lamentablemente, el avance realizado puede dar un paso atrás debido a problemas como la no vacunación de los niños, enfermedades que son peligrosas y que son perfectamente prevenibles, adquieren protagonismo nuevamente por la falta de vacunación, un ejemplo que se puede citar es el sarampión.

La OMS denuncia el crecimiento de los movimientos antivacunas, pero también otros problemas que contribuyen a una deficiente tasa vacunacional como, por ejemplo, las carencias de los sistemas sanitarios de algunos países comunitarios, especialmente en los países de Europa del Este. En estos países existe mucha desinformación y ambos problemas se conjugan, de ahí la mayor prevalencia de niños que no son vacunados. Los padres siguen creyendo en informes que han sido sobradamente desacreditados acerca de la relación entre las vacunas y el riesgo de autismo. Al respecto, merece la pena retomar la lectura de este post sobre algunos mitos sobre las vacunas que no hay que creer.

El informe habla de los antivacunas, pero también de otros problemas que degradan la salud de los europeos, como el alcohol, el tabaco, el sobrepeso y la obesidad, etc. Cada problema es abordado con medidas concretas, por ejemplo, el sobrepeso y la obesidad mediante cambios legislativos y fiscales, como el impuesto sobre bebidas azucaradas, aunque el denominado impuesto del azúcar debería aplicarse a todos los productos alimenticios que abusarán de este ingrediente, ¿no?

Cambiar los hábitos de vida y consumo es complicado, pero se podría hacer con la colaboración de todos los implicados, empresas, organizaciones de salud, asociaciones, etc., claro, que esto es algo difícil de alcanzar cuando existen intereses económicos de por medio. Según leemos aquí, España es uno de los países europeos más longevos con una media de esperanza de vida de 83 años, algo tendrá que ver con que tiene el tercer mejor sistema sanitario de la UE. Sin embargo, los españoles beben y fuman más que los ciudadanos del resto de países europeos, y un 68% tiene un IMC superior a 25.

Pero centrándonos en los antivacunas, parece que la ofensiva de la CE contra los movimientos antivacunas no tiene los resultados esperados, tampoco la red de seguridad de las vacunas (Vaccine Safety Net), recurso creado por la OMS para informar sobre las vacunas con información rigurosa y respaldada científicamente, lo que hace pensar que es necesario desarrollar nuevas estrategias para alcanzar una completa inmunización de los niños y los ciudadanos europeos en general. Podéis conocer más detalles del informe a través de este artículo publicado en la página oficial de la oficina europea de la OMS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...