Los adolescentes no cumplen con los 60 minutos de actividad física que recomienda la OMS

Un nuevo estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud) concluye que los adolescentes no cumplen con los 60 minutos de actividad física que recomienda esta organización. Destaca que la prevalencia del sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad se incrementa y que pasa factura a la salud actual y a la futura.

Sedentarismo en los adolescentes

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones en el blog, la actividad física es importante y necesaria para poder disfrutar de un estado de salud óptimo y reducir el riesgo de sufrir sobrepeso y obesidad. Sin embargo, la inactividad y el sedentarismo son una tendencia creciente en el mundo que afecta especialmente a las próximas generaciones, así se concluye en un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el que se aborda este tema, y cuyos resultados son similares a los del informe presentado en 2017.

En la actualidad, los adolescentes no cumplen con los 60 minutos de actividad física que recomienda la OMS, se trata de un problema que afecta al 81% de los adolescentes y es un dato que sorprende porque, en teoría, son los adultos los que deberían aparecer como el segmento poblacional menos activo. En este nuevo estudio se han analizado los datos de 1,6 millones de estudiantes de entre 11 y 17 años de 146 países, los resultados muestran que hasta un 85% de niñas y adolescentes y el 78% de niños, adolescentes y jóvenes, no cumplen con la actividad física recomendada.

Hay que recordar que realizar ejercicio físico de forma regular reduce el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes, los accidentes cerebrovasculares o el cáncer, entre otros problemas de salud, por ello, como cada año, la OMS mantiene su estrategia a nivel mundial para fomentar y promocionar el ejercicio físico como parte de la solución que permita controlar el incremento de las mencionadas enfermedades. Según los datos, de todos los países analizados, sólo cuatro países (Tonga, Samoa, Afganistán y Zambia) han logrado invertir la tendencia, el resto han visto cómo aumentaba en relación a los resultados de estudios anteriores.

A nivel global, la prevalencia de actividad insuficiente en los varones se redujo ligeramente pasando de un 80% a un 78%, sólo un 2% en un periodo comprendido entre el 2001 y el 2016. En niñas y adolescentes no se ha observado ninguna mejoría, manteniéndose el 85%. Algunos países en los que se ha observado una mayor reducción del sedentarismo son Bangladesh, Singapur, Tailandia, Benín, Irlanda y Estados Unidos, pero es una reducción que no supera el 10%. La OMS comenta que si se mantiene la tendencia actual, el objetivo de alcanzar una reducción relativa del 15% de los niveles de actividad física insuficientes, lo que permitiría colocar la prevalencia mundial en torno al 70% para el año 2030, no se alcanzará.

La OMS recomienda a niños y adolescentes de 5 a 17 años que practiquen un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o intensa tres veces por semana, pero apunta que si se supera este tiempo, los beneficios que obtiene la salud son mucho mayores. También recomienda que los ejercicios que se lleven a cabo deben contribuir a fortalecer huesos y músculos. Los expertos de la OMS advierten que realizar ejercicio físico de forma insuficiente compromete la salud presente y futura de niñ@s y adolescentes, por eso es prioritario poner en marcha políticas urgentes que aumenten la actividad física, haciendo hincapié en el segmento de niñas y jóvenes.

Una de las responsables de estudio explica que “la acción y voluntad política debe centrarse en el hecho de que cuatro de cada cinco adolescentes no obtienen los beneficios de salud mental, física y social de una actividad física regular. Los políticos deberían ser motivados para actuar y asegurar la salud de esta y de futuras generaciones”. Pero la realidad es que aunque los poderes políticos han asegurado que trabajan para el incremento de la actividad física, a día de hoy apenas se aprecian cambios, al menos en casi todos los países desarrollados, por tanto deben ser los padres los que pensando en la salud de sus hijos e hijas, sean quienes promuevan el ejercicio físico, la práctica de cualquier deporte que implique esfuerzo físico moderado o intenso, es un buen seguro de salud para hoy y para el día de mañana.

Por cierto, quizá los datos sean limitados, ya que el estudio se centró en la población escolar, por lo que quizá la prevalencia de la inactividad física sea mayor. Os recomendamos acceder a este artículo de la OMS sobre el tema y al estudio publicado en este artículo de la revista científica The Lancet Child and Adolescent Health.

Foto | es.topsportholidays.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...