Las pruebas de ADN han reducido un 30% el número de nacimientos de niños con Síndrome de Down en Gran Bretaña

Algunas organizaciones de Gran Bretaña denuncian que las pruebas de ADN, han reducido un 30% el número de nacimiento de niños con Síndrome de Down. Consideran que la prueba es una forma de eugenesia, ya que los bebés que se consideran imperfectos son abortados.

Test genético

Según un reciente informe publicado en Gran Bretaña, las pruebas de ADN han reducido un 30% el número de nacimientos de niños con Síndrome de Down en los hospitales del NHS (Servicio Nacional de Salud), hospitales donde se introdujo una nueva prueba para detectar el síndrome. El informe recopila los datos de 26 fideicomisos hospitalarios en Inglaterra bajo las leyes de libertad de información, abarcando un periodo comprendido entre el año 2013 y el año 2017.

Claro, que se puede decir que paralelamente se ha incrementado el número de abortos, ya que cada vez han sido más las mujeres que han solicitado esta prueba considerada muy precisa, concebida para detectar en el feto el Síndrome de Down. Quienes defienden los derechos de los niños que sufren este síndrome temen que esta tendencia se repita cuando el NHS introduzca el test genético en todos los hospitales del Reino Unido, cuya instauración está prevista para el año que viene.

Esta prueba prenatal no invasiva considerada mucho más precisa que las utilizadas anteriormente, ha provocado, según denuncian quienes protegen los derechos de los niños con Síndrome de Down, que la tasa de natalidad de los bebés que sufren el síndrome haya pasado de un 0’11% en el año 2013, a un 0’07% en el año 2017. Quienes tienen hijos con este síndrome ensalzan sus valores, el impacto positivo que tienen en sus familias y en quienes les rodean, en un intento de evitar que las mujeres a las que se les comunica que esperan un bebé con el síndrome, decidan abortar.

Para unos, el aborto no es legitimo y no se concibe, otros opinan lo contrario, no quieren tener un hijo con este síndrome y no importa qué argumentos se les proporcionen. La sociedad del síndrome de Down del país ya anunció en su momento que la prueba provocaría la caída del número de nacimientos con el síndrome, temores que ahora se constata que contaban con fundamentos de peso. Para esta sociedad se trata de algo contrario a la ética y es discriminatorio, por ello, se pide que no se implante el test genético que conducirá a una reducción del número de personas que sufren el síndrome.

La verdad es que las parejas deben tener libertad para elegir y con conocimiento de causa, la prueba no se puede considerar algo contraproducente, ya que aporta información, los padres son los que deben elegir si quieren seguir con el embarazo. Para algunos no parece lógico que se desee que se mantengan las cifras de nacimientos con Síndrome de Down, ya que es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21, que provoca la presencia de un grado variable de discapacidad cognitiva y unos rasgos físicos particulares.

La organización Don’t Screen Us Out puso en marcha una campaña pidiendo que se detuviera la introducción de la prueba genética, por otro lado, se ha solicitado una investigación para que se determine el impacto que está teniendo esta prueba en la caída de nacimientos con bebés que tienen Síndrome de Down. Otras organizaciones comentan que esta prueba es una forma de eugenesia, ya que los bebés que se consideran imperfectos tras ser examinados, son ‘desechados’ (aborto).

Otras organizaciones se posicionan a favor de la prueba y la libertad de los padres de elegir, la polémica está servida y es probable que en las próximas semanas se siga hablando de este tema, ¿dará marcha atrás el Gobierno de Gran Bretaña o seguirá con sus planes? Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en The Times y a través de la página de Don’t Screen Us Out.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...