Las pantallas táctiles pueden mejorar las habilidades motrices finas de los niños

Una investigación realizada por expertos del Reino Unido concluye que las pantallas táctiles pueden mejorar las habilidades motrices finas de los niños pequeños. Sin embargo. hay que decir que otros estudios muestran que utilizar esta tecnología a una pronta edad afecta al desarrollo cognitivo y al desarrollo de los músculos y huesos de los niños.

pantallas digitales en la infancia

Un estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Birkbeck y el King College de Londres (Reino Unido), concluye que los niños pequeños que utilizan pantallas táctiles pueden tener capacidades mejoradas en las habilidades motrices finas, aquellas que guardan relación con la coordinación de los ojos y los pequeños movimientos musculares de diferentes partes del cuerpo, como por ejemplo, los dedos de las manos.

Los expertos explican que el uso de las pantallas táctiles por parte de los niños se ha incrementado durante los últimos años, en el caso del Reino Unido, las estadísticas muestran que el número de dispositivos con pantallas táctiles en los hogares ha aumentado del 7% en 2011 al 71% en 2014, si se analizaran los datos del año pasado y lo que llevamos de año, posiblemente el incremento sería más significativo. Recordemos que el año pasado nos hacíamos eco de esta investigación en la que se concluía que los niños menores de cinco años usan tablets y smartphones a diario y durante largos periodos.

Este hecho suscita la preocupación de algunos expertos que consideran que estos dispositivos no ayudarían en el desarrollo cognitivo de los niños, de hecho, la AAP (Academia Americana de Pediatría) recomienda que los niños no sean expuestos a las pantallas (sea televisión, tablets, teléfonos móviles, etc.) antes de los dos años de edad. En Australia se realizó este año un estudio en el que se concluía que los niños pequeños que utilizan iPads u otros dispositivos móviles con demasiada frecuencia, desarrollan menos los músculos y huesos que los niños que no los utilizan y suelen jugar con juguetes o con juegos tradicionales. Por esta razón recomendaban limitar su uso a un máximo de 15 minutos en cada sesión con estos aparatos tecnológicos.

Para los expertos que han llevado a cabo este estudio, las pantallas táctiles ofrecen una fuente intuitiva de estimulación a los niños pequeños, por ello se ha intentado comprender el potencial impacto de estos dispositivos en el desarrollo cognitivo. En la investigación se realizó una encuesta online a 715 familias con niños de 6 a 36 meses de edad, a los padres se les preguntó si sus hijos utilizaban los dispositivos móviles, cuándo los utilizaron por primera vez, con qué frecuencia los utilizan en la actualidad y durante cuánto tiempo. También se realizaron preguntas que tenían la finalidad de evaluar el desarrollo de los niños, como por ejemplo a qué edad empezaron a apilar bloques, o cuando formaron frases de dos palabras, con estas preguntas podrían evaluar el desarrollo de la motricidad fina y del lenguaje.

Según las respuestas obtenidas, la mayoría de los bebés y los niños pequeños están expuestos a diario a las pantallas digitales (algo que coincide con el citado estudio estadounidense). Un 51% de los bebés de entre 6 y 11 meses de edad tenían acceso a una pantalla táctil, esta cifra se elevaba hasta el 92% para las edades comprendidas entre los 19 y 36 meses. Según los resultados obtenidos, no existe asociación alguna, ya sea positiva o negativa, entre el uso de este tipo de dispositivos, la edad de aprender a andar o el desarrollo del lenguaje. Sin embargo, sí se ha encontrado una relación positiva con los niños de 19 a 36 meses de edad, los niños que utilizaban los dispositivos apilaban los juegos de bloques antes que los niños que no tenían acceso a las pantallas digitales.

Se considera que la exposición a los dispositivos con pantalla táctiles puede fomentar la práctica del control de la mano, los dedos y la coordinación con los ojos, aunque no se sabe si dicha exposición se puede relacionar a largo plazo con el desarrollo y el rendimiento escolar. Por ello, se considera que es necesario realizar nuevas investigaciones para examinar los efectos de las pantallas táctiles sobre el desarrollo conductual, cognitivo y neurológico de los niños.

Quizá las pantallas táctiles pueden mejorar las habilidades motrices finas de los niños, pero de momento pesan más el resto de estudios que apuntan problemas como los descritos en el estudio australiano, o como los apreciados en los estudios estadounidenses en los que se concluye que afectan al desarrollo cognitivo. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Frontiers in Psychology.

Foto | Toothpick

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...