Las mujeres a partir de los 42 años no deberían ser tratadas por las clínicas de fertilidad

El obstetra y ginecólogo de la Universidad de Maastricht Hans Evers considera que sería necesario poner en marcha una prohibición de acceso a los tratamientos de fertilidad a partir de los 42 años de edad. Argumenta que la tasa de efectividad es muy reducida y que son necesarios muchos ciclos para lograr la concepción, lo que engorda considerablemente las facturas de las clínicas de fertilidad privadas.

FIV

Hans Evers, un obstetra y ginecólogo de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), considera que las mujeres a partir de los 42 años no deberían ser tratadas por las clínicas de fertilidad, acusa a estas clínicas privadas de infundir falsas esperanzas sobre la concepción, utilizando diferentes técnicas de fertilidad que terminan resultando inútiles y no hacen más que engordar la factura.

El experto explica que la tasa de éxito en este segmento de mujeres es de sólo el 5%, si además el tratamiento se inicia a una edad más avanzada, por ejemplo a partir de los 44 años, la tasa de éxito se reduce a la mitad, rondando el 2%. Hans Evers acusa a las clínicas privadas de no ser justas y éticas con las parejas que están desesperadas por concebir un bebé. Por ello, durante la celebración del Congreso Mundial de Obstetras y Ginecólogos celebrado recientemente en Sudáfrica, ha solicitado que se ponga en marcha una ley de carácter universal en la que se ponga límite de edad para recibir los tratamientos de fertilidad.

El experto comenta que las probabilidades de concepción son tan pequeñas a determinadas edades, que es necesario realizar un gran número de ciclos para lograr la concepción de un bebé. Está preocupado porque se ha multiplicado por seis el número de mujeres a partir de 42 años que solicitan estos tratamientos desde la década de los 90, algo que guarda relación con la decisión de las mujeres de posponer su maternidad, creyendo que estos tratamientos son la solución.

Los Servicios de Salud del Reino Unido no van a financiar el tratamiento de fertilidad a aquellas mujeres que sean mayores de 42 años, lamentablemente muchas clínicas privadas (según sus declaraciones) amplían el límite de edad gasta los 50 años. Estas clínicas anuncian sus tratamientos asegurando que tienen muchas probabilidades de éxito, algunas incluso aseguran que a los 43 años de edad existen hasta un 25% de posibilidades de concebir un bebé. Muchas se someten a las técnicas de fertilidad y deben realizar varios ciclos hasta lograr el objetivo, mientras, se va engordando la factura.

Hay que tener en cuenta que en el caso del Reino Unido, un tratamiento típico de Fecundación in Vitro tiene un coste de 4.000 libras (unos 4.600 euros), a esto hay que añadir el gasto de pruebas adicionales, medicamentos y otros procedimientos que pueden llegar a duplicar el coste. Por ejemplo, seleccionar los embriones que resultan más viables, utilizar técnicas de asistencia para asegurar el implante del embrión, etc. El profesor parece haber iniciado la guerra contra estas clínicas privadas, ya que considera que se aprovechan de la desesperación para obtener el máximo beneficio posible.

Para estas mujeres, la solución que propone Hans Evers es utilizar óvulos de donantes jóvenes de entre 20 y 30 años, ya que con ello se aumenta la tasa de éxito hasta en un 30%, claro, que muchas mujeres son reacias a este método, ya que su futuro bebé no estará relacionado biológicamente con ella. A esto hay que añadir que según la legislación del país, los niños pueden averiguar la identidad de su madre biológica a partir de los 16 años. La solución pasa por la concepción a una edad más temprana, antes de los 35 años, ya que es cuando la fertilidad empieza a decaer.

El experto apunta, además, que a partir de esa edad se incrementa el riesgo de complicaciones en el embarazo, aborto, muerte fetal, presión arterial elevada, nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, etc. También añade que la tasa de nacimientos vivos en mujeres menores de 35 años que se han sometido a los tratamientos de fertilidad es del 31%, en cambio, en las mujeres a partir de 42 años se reduce al 5%. Por supuesto, y según leemos aquí, muchas personas se oponen a una prohibición de estos tratamientos partir de esa edad, ya que cada caso y sus circunstancias médicas son diferentes.

Al respecto, y para contrastar cifras, merece la pena retomar la lectura de este post en el que hablábamos sobre el informe de Salud de la Mujer Dexeus, en el que se destacaba que más de la mitad de las mujeres que optan por la reproducción asistida supera los 40 años de edad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...