Las escuelas no aprovechan el potencial de las nuevas tecnologías

Un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) titulado “Estudiantes, Ordenadores y Aprendizaje. Haciendo la Conexión”, destaca que las escuelas no aprovechan el potencial de las nuevas tecnologías y que los países que han apostado por ellas a nivel educativo, no han visto recompensados sus esfuerzos.

OCDE informe PISA

Hoy se ha publicado en la página de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) un informe en el que se concluye que las escuelas no aprovechan el potencial de las nuevas tecnologías, se apunta que es necesario hacer frente a la brecha digital dando a los estudiantes las habilidades necesarias para hacer frente al mundo actual, así se determina en la primera evaluación PISA de la OCDE sobre las habilidades digitales.

El informe titulado “Estudiantes, Ordenadores y Aprendizaje. Haciendo la Conexión”, destaca que aquellos países que han apostado por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en las escuelas, han visto que sus esfuerzos no han sido recompensados, no se han apreciado mejoras en los resultados académicos de ciencias, lectura o matemáticas. Hay que tener en cuenta que asignaturas como lectura y matemáticas son importantes y van a hacer más a la hora de crear igualdad de oportunidades en un mundo digitalizado, que apostar únicamente por la inversión y expansión de los servicios de alta tecnología.

En el año 2012 el 96% de los estudiantes de 15 años de los países de la OCDE contaban con un ordenador en casa, pero sólo un 72% manifestó usar uno en el colegio, esto prueba que es necesario apostar por las nuevas tecnologías en las aulas. Sin embargo, en el informe se apunta que en general, los estudiantes que usan de forma moderada el ordenador tienden a obtener mejores resultados académicos que los que utilizan el ordenador en raras ocasiones, pero también obtienen mejores resultados que los que utilizan el ordenador con mucha frecuencia, estos últimos incluso obtienen peor rendimiento, lo que muestra que la regla es la moderación.

Según la OCDE es necesario buscar la manera más efectiva de integrar la tecnología en el mundo de la enseñanza y el aprendizaje a fin de poder proporcionar, con el trabajo de los profesores, entornos de aprendizaje que apoyen las pedagogías del presente siglo y que facilitarán a los niños obtener las habilidades necesarias para poder triunfar el día de mañana. El informe destaca la importancia de la tecnología como una forma de poder ampliar el acceso al conocimiento, por lo que recomienda que los países inviertan de forma coherente y eficaz en tecnología educativa, asegurando además que los profesores están a la vanguardia en este cambio que se debe realizar en las aulas.

La OCDE comenta que para poder reducir las desigualdades en competencias digitales entre países favorecidos y desfavorecidos, es necesario mejorar la equidad en la educación primaria. Esta conclusión la obtiene al constatar que la lectura digital entre ambos grupos es muy similar a las diferencias en el rendimiento en la prueba tradicional de lectura de PISA (Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes), basado en el análisis del rendimiento de los estudiantes a partir de unos exámenes que se realizan cada tres años en diferentes países.

En la evaluación de las habilidades digitales participaron estudiantes de los siguientes países y economías: Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China-Taipei, Colombia, Dinamarca, Estonia, Francia, Hong Kong (China), Hungría, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Corea, Macao (China), Noruega, Polonia, Portugal, Federación de Rusia, Shanghai (China), Singapur, República Eslovaca, Eslovenia, España, Suecia, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos. Los estudiantes debían utilizar el teclado del ordenador, el ratón, navegar a través de los textos utilizando herramientas como los hipervínculos, utilizar la calculadora de pantalla, etc.

El informe destaca diferencias significativas en relación a la prueba digital, los estudiantes que destacaron notablemente en esta prueba fueron los de Corea del Sur y Singapur (eso ya los sabíamos), países con un rendimiento similar en lectura impresa a otros como Canadá, Hong Kong (China), Estados Unidos o Australia. Estos resultados sugieren que muchas de las habilidades esenciales para la navegación en la red se pueden enseñar mediante técnicas de lectura analógica. Curiosamente y por el contrario, se destaca que los estudiantes de Polonia y Shanghai que cuentan con buenos resultados en lectura análoga, son peores cuando tienen que mostrar sus habilidades en un entorno digital.

Con respecto a España, hay que destacar que es el país en el que más alumnos utilizan el ordenador en la escuela (hasta un 73%), superando en un 1% la media de los países que forman la OCDE, también está por encima de la media en el uso de internet a la hora de hacer los deberes dentro y fuera del colegio, sin embargo, los estudiantes españoles siguen rezagados con respecto a otros países que invirtieron menos en ordenadores y pizarras digitales. Este es un claro ejemplo de que la apuesta por las nuevas tecnologías educativas como la Escuela 2.0, no han dado los resultados esperados, aunque también hay que decir que no se ha realizado la inversión que inicialmente estaba prevista.

Podéis acceder al informe Estudiantes, Ordenadores y Aprendizaje. Haciendo la Conexión” de la OCDE a través de este enlace.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...