La nicotina durante el embarazo causa cólicos en los bebés

Hay mujeres que no pueden dejar de fumar durante su embarazo y hay otras que realizan una terapia de reemplazo de nicotina para poder controlar la adicción, lo cierto es que tanto una alternativa como la otra representan gran cantidad de problemas de salud para el feto, a los que ahora se suman una concreta predisposición a dar a luz bebés que sufran de cólicos.

La exposición prenatal a la nicotina, ya sea por el tabaquismo activo de la madre o por el consumo de los diversos productos de reemplazo tiene una estrecha relación con el riesgo que corren los bebés de sufrir cólicos, gracias a una nueva investigación titulada “Terapia de reemplazo de nicotina durante el embarazo y el cólico infantil”, que reveló resultados que fueron publicados por parte de la Academia Estadunidense de Pediatría.

La nicotina que recibe el feto desde el vientre materno afecta tanto las funciones gastrointestinales del pequeño como también el desarrollo de su sistema nervioso, según pudo indicar Ioanna Milidou, del Hospital Regional Herning, Dinamarca, experta que estuvo a cargo del estudio que comprueba que la nicotina genera un grave malestar en el lactante.

Tanto fumar cigarrillos como utilizar parches, chicles o inhaladores con nicotina generan los mismos efectos sobre el menor ante la exposición al tabaco. En los últimos años las consecuencias del tabaquismo durante el embarazo ha ido en aumento y por eso muchas mujeres han optado por las terapias de reemplazo, las que hasta el momento no suponían complicaciones para el futuro bebé, pero que ahora se sabe, se basan en productos que se clasifican como drogas que representan un riesgo para el feto en gestación.

Durante el estudio se pudo ver que los bebés que eran expuestos a esas terapias de reemplazo durante el embarazo nacían con mayor riesgo de padecer cólico infantil al igual que los bebés que eran expuestos al humo del tabaco. Se tomaron datos de mujeres al inicio de su embarazo hasta los seis meses luego de nacidos los niños en lo que se denominó como la Encuesta Nacional de Nacimientos aplicada en Dinamarca en el periodo 1996-2002.

De un total de 63.128, 207 embarazadas se sometieron a una terapia de reemplazo, otro grupo de 15 mil mantuvo el consumo de tabaco durante su embarazo y otras 245 combinaron ambas alternativas. De un total de 4.974 niños nacidos, el 10% tenían cólico infantil, se pudo confirmar que el hábito de fumar en los compañeros masculinos no influía en los datos.

Vía | Jornada
Foto|  Kit4na de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...