La leche de fórmula en China puede ser más segura que nunca

Gracias al trabajo realizado por el Gobierno chino y las empresas del país, la leche de fórmula en China puede ser más segura que nunca, además de tener una mejor calidad que la que ofrecen las empresas ubicadas en otros países. Sin embargo, va a ser un trabajo complicado recuperar la confianza de los consumidores tras varios escándalos con este producto.

Leche de formula, calidad y seguridad

Desde que se produjo el escándalo de la leche artificial adulterada con melamina en China en el año 2008, la industria nacional de productos infantiles perdió toda la confianza de los consumidores, los padres se decantaron por la leche de fórmula de importación, sobre todo porque dos años después se volvió a encontrar leche artificial adulterada con melamina. El Gobierno del país tomó buena nota de todo lo que había ocurrido y empezó a trabajar para implementar una severa regulación.

En 2013 varias agencias gubernamentales se unieron para que la leche de fórmula en China se sometiera a controles mucho más estrictos, capaces de poder insuflar algo de confianza a los padres, que estaba por los suelos. Durante estos años se ha realizado un profundo cambio en la política de seguridad alimentaria infantil y actualmente se puede decir que la leche de fórmula en China puede ser más segura que nunca, eso siempre que se sigan las medidas estrictas implementadas por las autoridades, que de momento parece que sí se siguen.

Los padres de China adquieren la leche de fórmula de otros países como Nueza Zelanda y Australia, siendo el primero el mayor exportador de fórmula infantil al país. Lamentablemente esta situación ha provocado que el precio de este producto se duplique (ley de la oferta y la demanda) respecto al precio establecido en otros países. China quiere que se vuelva a confiar en los productores nacionales, por ello, hace algo más de un año introdujo un paquete de nuevas reglas aún más estrictas.

Como resultado de este trabajo, la leche artificial que se está elaborando a nivel nacional es la más segura que se ha elaborado en la historia del país. Para poder producir y comercializar leche de fórmula, se requiere que las empresas presenten 10 certificaciones diferentes, a esto hay que añadir las continuas inspecciones que se realizan, en prácticamente todos los casos han sido satisfactorias. Con todo esto, se espera recuperar la confianza de los padres y que dejen de comprar fórmula importada, sabiendo que la nacional es más barata y cuenta con elevados estándares de calidad y seguridad.

Las marcas de fórmulas de China pueden haber alcanzado su nivel más alto de seguridad, pero no pueden competir con los principales países exportadores de leche en términos de recursos naturales. Por ello, algunas empresas han comprado o establecido fábricas de leche en polvo y centros de investigación en Australia y Nueva Zelanda a fin de comercializar leche en polvo importada en el embalaje original de sus marcas, pero, la verdad es que no es leche fabricada en el país, por lo que es una medida que no favorece al productor nacional.

Algunas empresas han optado por obtener materias primas de calidad, han preparado sus propios pastos, han aumentado su inversión en I+D, producen fórmulas específicas para satisfacer las necesidades de los bebés chinos, etc., esto se ha traducido en un aumento de las ventas, siendo una estrategia eficaz. Sin embargo, se reconoce que recuperar la confianza de los consumidores será un trabajo lento y largo, por otro lado, se puede decir que pensando en el negocio, el Gobierno chino ha dejado a un lado algo mucho más importante, la promoción de la lactancia materna, ya que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir un bebé.

Esta noticia que hemos conocido aquí, no hace más que demostrar que predominan los intereses por promocionar la lactancia artificial, creemos que paralelamente a todas las medidas que se han introducido, deberían dar un potente impulso a la lactancia materna, demostrando que le preocupa más la salud de los niños que la seguridad de unos productos que no pueden sustituir a la leche materna.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...