La lactancia reduce a la mitad el riesgo de muerte súbita del bebé

La muerte súbita es un riesgo que corren todos los bebés ya que hasta el momento se desconoce a ciencia cierta lo que la causa, solamente se puede especular con las medidas que pueden tomarse para evitarla dentro de lo posible hasta que el niño pase la etapa de riesgo, que es sobre todo durante el primer año de vida. Sumados a todos los beneficios que ya le conocemos a la leche materna, es valioso destacar que la lactancia es sumamente positiva para disminuir a la mitad el riesgo de muerte súbita en el infante.

Los expertos indican que el motivo por el cual la lactancia reduce en un 50% este riesgo de muerte súbita, es que en su composición cuenta con aminoácidos protectores que ingeridos por el bebé les permiten mantener un mejor nivel de alerta durante las horas del sueño, por lo que el síndrome tiene menores chances de aparecer. Lo que alarma a profesionales son las estadísticas que indican que en todo el mundo son muchos los niños que aún hoy en día no reciben lactancia materna, ni acaso durante los primeros seis meses de vida, que según confirman, es fundamental para el buen desarrollo del niño.

En países como Argentina, por ejemplo, solamente el 40% de las mujeres dan de mamar a sus bebés de forma exclusiva hasta por lo menos el cuarto mes, y es necesario que se tome la consciencia suficiente para que las madres sepan que no pueden privar a sus hijos de este elemento natural tan importante para sus vidas. El ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, ha declarado en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna:

“Los bebés que son amamantados hasta el sexto mes en forma exclusiva reducen a la mitad el riesgo de muerte súbita”…“Esto lo lleva a despertar más fácilmente para volver a alimentarse”…“La primera hora es crucial para el enamoramiento entre la mamá y su bebé”…“Si el bebé se prende bien y la toma es buena, la mamá libera dos hormonas, la oxitocina, que es la hormona del amor, del afecto y del placer y la prolactina, que es la hormona del maternaje, la que refuerza la comunicación y la necesidad de la mujer de proteger a su hijo”.

La ventaja se explica por dos acciones de la leche materna, en principio los aminoácidos comentados anteriormente provocan microdespertares durante la noche, lo que va disminuyendo las posibles apneas del sueño, que son las pausas prolongadas en la respiración que sufren muchos pequeños y que estarían directamente relacionadas con las muertes súbitas en la cuna. Los médicos expertos aseguran que la leche materna es la mejor alternativa además ya que es el alimento natural del niño, es producto de su propia especie para empezar por lo que la asimilación es mucho más rápida y provoca un vaciamiento gástrico más efectivo que el que genera la leche de fórmula o la leche de origen animal.

Es sumamente importante destacar que la lactancia debe ser comenzada en lo posible desde la primera hora de vida del bebé, ya que se genera un lazo piel a piel mucho más fuerte y duradero, con muchos menores riesgos de ser luego rechazado o maltratado por su madre durante su crecimiento, provocando que sea un niño mucho más sociable, amable y feliz, desde el propio momento de su nacimiento. Esto lo deben hacer todas las madres, aún cuando piensen que su leche no es de buena calidad, ya que muchas detienen la lactancia afirmando que sus niños se quedaban con hambre y no podían nutrir bien a sus hijos, al respecto los expertos de la Dirección de Maternidad e Infancia indican:

“Sólo en casos extremos de desnutrición de la madre un médico podría desaconsejarle amamantar, pero esto es muy raro, más bien excepcional”.

Vía | El Sol Quilmes
Foto |  Daquella manera de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...