La lactancia materna previene la obesidad

Los expertos indican que la lactancia materna ofrece una hormona especial al bebé que lo protege del riesgo de desarrollar obesidad.

lactancia-peso

Los especialistas en salud recomiendan la lactancia materna a todas las mujeres que puedan llevar a cabo este procedimiento de alimentación a sus bebés, mientras no se vean impedidas por algún motivo de salud, ya que la leche materna no solamente es el alimento más nutritivo que puede recibir el recién nacido, sino que además es un seguro de por vida, ya que previene una gran cantidad de problemas a futuro.

Sabemos bien que en la actualidad uno de los principales perjuicios en la infancia en la obesidad, por eso hay que trabajar en evitar el sobrepeso en los niños manteniendo una dieta sana y equilibrada, enseñándoles a hacer actividad física y sobre todo, previniendo este tipo de problemas, siendo la lactancia una forma de hacerlo.

Alimentar al bebé con leche materna hasta por lo menos los primeros seis meses de vida es sumamente efectivo para evitar que en un futuro desarrollen obesidad según entienden los médicos, algo que ocurre gracias a una hormona llamada leptina que produce la madre durante la lactancia, explica Leonardo Cruz Reynoso, jefe de la Unidad de Cuidados Neonatales de la Unidad Médica de Alta Especialidad, Hospital de Ginecoobstetricia número 3 del Centro Médico Nacional La Raza.

La hormona mencionada anteriormente evita que las grasas se acumulen en el cuerpo del bebé, además condicionan el apetito y el gasto energético, por lo que los pequeños crecerán sin sentir un apetito voráz que es lo que en la mayoría de los casos los hace aumentar mucho peso en poco tiempo, la sensación de saciedad la conoce con la lactancia y a la vez recibe defensas naturales que lo cuidan frente a diversas enfermedades e infecciones.

El especialista indica que por cada mes de lactancia se reduce cada vez mas el porcentaje de riesgo de obesidad en la vida del niño, por lo que se recomienda como mínimo ofrecer leche materna al bebé durante 4 o 6 meses de forma exclusiva.

Los niños tienen 3 etapas críticas en su desarrollo en las que se enfrentan a la chance de volverse obesos, una es al año de vida cuando comienzan una alimentación diferente, luego de los 5 a los 7 años y por último durante la adolescencia debido al brote hormonal, por eso prevenir al niño desde sus primeros meses representa una alternativa imperdible para pronosticarle un excelente desarrollo.

Vía | Frontenet
Foto | fullyreclined

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...