La infancia es la gran olvidada en la política y los presupuestos de España

Según los resultados de un análisis realizado por la Plataforma de Infancia, el despacho de abogados Deloitte Legal y una abogada especializada en derechos humanos y vulnerabilidad, en los Presupuestos Generales del Estado 2018, la infancia es la gran olvidada en la política y los presupuestos de España. Destaca la reducción de partidas presupuestarias y la ausencia de datos sobre otras partidas, nuestro país invierte más o menos la mitad de la media europea en infancia.

Inversión en la infancia

Hoy conocemos un análisis realizado por la Plataforma de Infancia, alianza de entidades sin ánimo de lucro que trabaja en favor del cumplimiento de los derechos de los niños, en el que se concluye que la infancia es la gran olvidada en la política y los presupuestos de España. El análisis se ha realizado en colaboración con el despacho de abogados Deloitte Legal, y una abogada especializada en derechos humanos y vulnerabilidad, en este estudio se han analizado las partidas presupuestarias que se han destinado este año en los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

Se han analizado las partidas presupuestarias destinadas a la infancia en base a cuatro categorías, protección social y prestaciones, educación, bienestar social y salud. En un principio, en todas se aumenta el dinero que se invertirá en comparación con lo invertido en los presupuestos del año pasado, pero analizando detalladamente, los expertos han determinado que el incremento no guarda relación con una apuesta del Gobierno por la infancia más vulnerable. A esto hay que añadir que las partidas presupuestarias que se han estado recortando en años de crisis, no ven esos efectos de la recuperación económica de la que se ha estado hablando en los dos últimos años.

El Presidente de Plataforma de Infancia comenta que los Presupuestos Generales del Estado son una de las mejores herramientas que permiten analizar las prioridades del Gobierno, las inversiones que se realizan delatan sus objetos y prioridades, lamentablemente y según el análisis realizado, los derechos de los niños y en especial los más vulnerables, están muy lejos de ser una prioridad. Se han reducido las ayudas para impulsar la Formación Profesional y el Programa de Educación Compensatoria, se ha incrementado en dos millones de euros el Fondo Extraordinario para Combatir la Pobreza Infantil, una cantidad insuficiente, se ha reducido el presupuesto para el Programa de Atención a la Infancia y a las Familias, y el Fondo de Garantía del Pago de Alimentos.

Otras partidas presupuestarias han sido modificadas de modo que se ha dificultado poder saber cuánto dinero se destina a la infancia, por ejemplo, el Programa 322K de Deporte en Edad Escolar ya no aparece en los presupuestos, pero aparece el Programa 336A de Fomento y Apoyo de las Actividades Deportivas, que prácticamente es lo mismo, pero en este caso no se especifica que presupuesto se destina. El Gobierno no invierte lo suficiente en la infancia como para compensar el impacto negativo que ha tenido la crisis económica y social durante varios años, algo que ya advertía el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas el pasado mes de febrero.

El resultado de los recortes y la falta de partidas presupuestarias coherentes destinadas a la infancia ha provocado que uno de cada de tres niños de nuestro país estén en riesgo de pobreza o exclusión social. El Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas apuntó en su momento la necesidad de realizar un análisis presupuestario general con el fin de poder destinar los recursos necesarios en favor del cumplimiento de los derechos de los niños, pero es evidente que las recomendaciones son obviadas por el Gobierno.

Por ello, desde Plataforma de Infancia se pide un aumento de los recursos destinados a la infancia hasta que nuestro país se equipare a la media europea que se establece en el 2’4% del PIB (Producto Interior Bruto), España actualmente destina un 1’3%. Nuestro país es el tercero de Europa en el ranking de la pobreza infantil, el segundo en el ranking de la prestación por hijo a cargo más baja y no universal, establecida actualmente en 24’25 euros.

Los aspectos positivos destacados en estos presupuestos son la ampliación del permiso de paternidad y las pensiones de orfandad para hijos de las víctimas de violencia de género. También se ha anunciado un aumento de las deducciones para familias numerosas a través de un cheque bebé y una deducción de 1.000 euros anuales por gastos de custodia de hijos menores de tres años en guarderías. Son mejoras poco significativas y, en general, los presupuestos delatan la importancia que brinda el Gobierno a la inversión en la infancia.

A través de este enlace (Pdf) podréis conocer el análisis detallado sobre la inversión en infancia que aparece en los Presupuestos Generales del Estado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...