La industria alimentaria holandesa restringirá el uso de personajes infantiles en los productos poco saludables

La industria alimentaria Holandesa ha dado un paso en la lucha contra la obesidad infantil, ha anunciado su intención de restringir el uso de personajes infantiles con licencia, como los personajes Disney en los productos poco saludables dirigidos a menores de 13 años. Ahora es necesario que se sigan dando pasos, como por ejemplo la reformulación de los alimentos para que tengan un mejor perfil nutricional.

Reducir la obesidad infantil

Hoy conocemos una iniciativa de la que tendrían que tomar ejemplo las empresas de otros países, en Holanda, la industria alimentaria restringirá el uso de personajes infantiles en los productos poco saludables. La iniciativa la ha dado a conocer la asociación FNLI (Federatie Nederlandse Levensmiddelen Industrie), organización que representa los intereses de unas 450 empresas que se dedican a la producción de alimentos y bebidas, que desde hace tiempo comprende que la obesidad infantil es un problema contra el que se debe actuar.

La medida propuesta y que se pretende adoptar es la restricción de personajes infantiles con licencia como reclamo en los productos alimentarios que se consideran poco saludables y que estén dirigidos a niños menores de 13 años de edad. Por tanto, en los envases ya no aparecerán los personajes Disney, los de series como Dora la Exploradora, etc. Como sabemos, este tipo de personajes son un fuerte reclamo para los niños, sobre todo si el producto acompaña algún regalo relacionado con el personaje.

Sin embargo, se mantendrán los personajes que son propios o característicos de una marca, como por ejemplo el mono de los Choco Krispis o el tigre de Kellogg’s entre otros. De momento esta medida se aplicará a los envases físicos, pero no en las acciones publicitarias realizadas a través de los medios de comunicación, como la prensa, redes sociales, la radio o la televisión. Hay que aclarar que esta es la intención, pero antes la FNLI debe evaluar si con esta acción violan los acuerdos del mercado comunitario, si no es así, se llevará a cabo tan pronto como sea posible.

La obesidad infantil en la Unión Europea es un problema serio, las cifras no dejan de aumentar y cada vez son más los niños que sufren sobrepeso u obesidad, de ahí que asociaciones de consumidores, investigadores y expertos en salud realicen continuos llamamientos a los Gobiernos y empresas alimentarias, para poner en marcha medidas que contribuyan a frenar el aumento de su prevalencia, como por ejemplo la reformulación de los productos, los impuestos en los alimentos azucarados o con calorías vacías, le restricción de la publicidad, etc.

La FNLI explica que, aunque está de acuerdo en poner en marcha esta medida, no considera que tenga un impacto significativo en la tasa de obesidad, ya que no hay estudios a largo plazo que demuestren que la restricción de la publicidad dirigida a los niños sea efectiva. Pero lo cierto es que todo suma, si a esta medida se añade, por ejemplo, la reformulación de los productos, etc., es posible que se logren cambios significativos.

El director general del FNLI explica que las empresas de la asociación están dispuestas a tomar distintas medidas en respuesta a la presión social y política, también quieren realizar un llamamiento a la acción para que se trabaje conjuntamente a fin de desarrollar una estrategia que logre reducir la obesidad. Es necesario que los Gobiernos colaboren, por ejemplo, introduciendo la asignatura de nutrición en las escuelas, aumentando el tiempo que se dedica al ejercicio físico, realizando actividades en torno a la alimentación saludable como las clases de cocina, algo que llama la atención a los niños, etc.

La noticia ha sido bien recibida por distintas asociaciones y organizaciones de salud, es un paso más en la lucha contra la obesidad infantil, ya que estos personajes influyen en las preferencias de los niños. Otras organizaciones de consumidores, como Foodwatch, consideran que es un pequeño paso y que ahora es necesario que reformulen los productos alimentarios para que tengan un mejor perfil nutricional. Es lógico, tiene más impacto la composición de los alimentos que la publicidad que se hace de ellos, no sería necesario cambiar la publicidad si se reformularan los productos. Por otro lado, en el problema, también tienen responsabilidad los padres y las autoridades competentes por los motivos antes citados, los hábitos nutricionales saludables se deben introducir en los niños día a día desde que son pequeños.

En definitiva, es un pasito más en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad infantil. Pero quedan muchos otros por dar. Podéis conocer más detalles del anuncio a través de la página web de la FNLI.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...