La hormona de crecimiento durante la pubertad puede aumentar la estatura de los niños

Son muchos los factores que pueden influir en la estatura de un niño, tales como factores genéticos, enfermedades o tendencias, como la depresión materna posparto que como hemos visto, influye de forma negativa en el desarrollo infantil. Por otra parte existen tratamientos capaces de revertir la situación con grandes resultados, eso ocurre cuando se usa la hormona de crecimiento (HC) durante la pubertad, ya que es capaz de mejorar la estatura de los niños bajos aun pese a que ésta se puede retrasar.

La información se ha obtenido gracias a un estudio realizado sobre un total de 121 niños menores a los ocho años de edad a los cuales se les fue administrando diferentes dosis de la hormona del crecimiento, y a cuarenta de ellos en cambio se los trató con la hormona GnRH. Los especialistas comprobaron que en los niños y las niñas la estatura que alcanzaron hacia la edad adulta fue significativamente mayor en el grupo que fue tratado con la dosis doble de la hormona, comparados a aquellos que fueron tratados con la dosis simple, y por otro lado descubrieron que los resultados fueron similares en aquellos niños que comenzaron el tratamiento hormonal antes de la pubertad como para los que lo realizaron durante la misma.

Entre loa 84 niños que alcanzaron la edad adulta se comprobó que la estatura promedio manejada aumentó de -2,9 a -1,7 de desviación estándar, y destacó el hecho de que el 62% de los niños del estudio consiguió alcanzar una estatura por encima de -2 SDS durante la adultez, y el 70% consiguió por lo pronto, una estatura adulta dentro del rango de la altura meta, por lo que en general los resultados han sido más que positivos en todos los casos, como muestran los resultados de la investigación publicada en la revista ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’.

En resumen el tratamiento con la hormona de crecimiento favoreció las posibilidades de los niños tratados de alcanzar una buena estatura durante la vida adulta, con resultados positivos además en relación a la buena tolerancia del tratamiento sin efectos secundarios para los niños que participaron del estudio. La doctora de la Fundación Cutch para la Investigación del Crecimiento, Rotterdam en Holanda, Annemieke J. Lem, concluye:

“Nuestros resultados no deberían llevar a decidir retrasar el tratamiento con HC hasta la pubertad porque la altura normal en la niñez y la adolescencia tiene grandes ventajas”…”En la práctica clínica, lo mejor sería comenzar con la dosis estándar de HC porque los adolescentes también obtuvieron una ganancia de altura con esa dosis. Cuando los niños no compensan la altura durante el crecimiento, sufren de un avance rápido de la pubertad/edad ósea o se les suprime los esteroides gonadales con el tratamiento combinado con GnRHa, los médicos deberían considerar aumentar la dosis de HC”.

Vía | La Razón
Foto | Carlos Reusser Monsalvez de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...