La familia del niño del anuncio de la sudadera de H&M sufre las consecuencias

La polémica por el anuncio de H&M denunciado como racista por mostrar a un niño de raza negra con una sudadera con el mensaje “El mono más molón de la selva” continúa, las consecuencias también las ha sufrido la familia del pequeño, muchos increpan a su madre tildándola de vendida y de ser una vergüenza para las personas de su raza.

Anuncios racistas

Hace unos días os hablábamos de las consecuencias que tuvo una acción publicitaria de H&M en la que aparecía un niño de raza negra, el pequeño estaba de modelo en la página de esta marca de moda vistiendo una sudadera con el mensaje “El mono más molón de la selva”, lo que provocó la indignación de muchos usuarios que expresaron su malestar en las redes sociales. Ante la situación, H&M tardó poco en eliminar la imagen y en pedir disculpas a quien hubiera podido sentirse ofendido.

Pero parece que la historia continúa y, ahora, la familia del niño del anuncio de la sudadera de H&M sufre las consecuencias, la madre es tildada de vendida, de ser una vergüenza para las personas de su raza e incluso la familia ha tenido que mudarse de casa por razones de seguridad. Para algunos, la reacción ante el anuncio es exagerada, propia de personas que continuamente parecen buscar explicaciones racistas a todo, para otros, es el modo de luchar contra el racismo, sea consciente o inconsciente, para que desaparezca de la sociedad.

Los mensajes se reinterpretan según creencias, convicciones, nivel educativo, prejuicios, etc., pero no se puede estar siempre alerta y buscar explicaciones racistas. Se puede entender que se increpe a la marca, pero no a la familia, ya que en un casting para ser modelo no se comunica al niño o a sus padres todas las características y particularidades de las prendas que lucirá para las promociones.

Como decíamos en el primer post, si la prenda la hubiera anunciado un niño de raza blanca no habría ocurrido nada, y de este tipo de ejemplos encontramos muchos. En 2016 se acusó a Gap de racista por la imagen de una niña de raza blanca apoyando su brazo en la cabeza de una niña de raza negra, en cambio, en la campaña realizada en 2015 aparecía una escena similar pero a la inversa, una niña de raza negra apoyaba su brazo en la cabeza de una niña de raza blanca, entonces no ocurrió nada.

En un marco de igualdad se debe producir la misma reacción en las dos situaciones, las dos transmiten lo mismo y debería desaparecer el color de la piel, pero también es cierto lo que explican aquí, el racismo y el prejuicio en cualquier modo o forma, consciente o inconsciente, deliberado o accidental, son simplemente inaceptables y deben ser erradicados de la sociedad.

H&M reconoció su error y pidió disculpas, pero esto no ha evitado que el incidente fuera a más, en Sudáfrica la marca de moda sufrió las consecuencias en las tiendas de ropa, muchos manifestantes destrozaron escaparates, derribaron maniquíes y se cebaron con las prendas, músicos y otras personalidades han anunciado que rompían los lazos comerciales con la empresa, esto debería hacer que los creativos y publicistas extremen las precauciones y sean más sensibles en las acciones promocionales en las que aparezcan niños o adultos de raza negra.

Pero lo que no tiene sentido es increpar a la familia, por fortuna, el niño de tan sólo cinco años es ajeno a toda la polémica y su madre quiere que siga así, ya que no ha experimentado el racismo y desea que no lo experimente jamás. ¿Qué opináis sobre todo lo que ha generado este anuncio?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...