La exposición desde el útero a analgésicos afecta cada vez más a los niños

En la última década ha sido alarmante el crecimiento del número de niños afectados desde el útero materno por haber sido expuestos a la acción de los analgésicos consumidos por sus madres durante el embarazo, en muchos casos recetados inclusive por los propios médicos, y dicho daño se traduce en un incremento de niños nacidos con Síndrome de Abstinencia, provocado por una gran cantidad de fármacos opioides, es decir, narcóticos.

La abstinencia se presenta como una serie de alteraciones en la salud de un individuo cuando se vuelve adicto a alguna sustancia y de forma brusca deja de consumirla, por lo que no es dificil darse cuenta que esos niños se vuelven adictos por la propia acción de sus madres, sin que ellos tengan ningún tipo de elección, solamente sufren las consecuencias posteriores. La exposición prenatal se ha dado tanto en casos en los que las madres abusaron de sustancias ilícitas como la heroína, o en casos donde las mujeres recibieron un tratamiento supervisado para la adicción a las drogas.

En muchos casos además los especialistas recetan fármacos a las mujeres para tratar el dolor asociado a una gran variedad de enfermedades crónicas, muchas mujeres inclusive se autorecetan consiguiendo fármacos por diversos medios y toman lo que no deben en cantidades demasiado grandes, lo que afecta de forma directa el estado de salud del feto en formación.

La nueva investigación estuvo a cargo de Mark L. Hudak, de la Comisión de Drogas de la AAP, y se desarrolló un informe que describe las medidas que deben tomar tanto médicos como hospitales para identificar y controlar a todos los bebés que son expuestos a esos fármacos desde el vientre materno, ya que el consumo puede resultar en signos similares a la toxicidad aguda o al efecto de la propia droga en el niño por nacer, por ello es necesario realizar los estudios adecuados durante todo el embarazo.

En el informe también se ha actualizado la información sobre la presentación clínica de todos los niños que hayan sido expuestos a las drogas en el útero y las posteriores opciones de terapias posibles para los tratamientos necesarios, incluyendo nuevos enfoques que se basan en un mejor proceso de destete de analgésicos y drogas en el recién nacido, con estancias hospitalarias más cortas para que el proceso no sea demasiado traumático para el recién nacido.

Es preciso una unión entre la comunidad médica, los gobiernos y otras organizaciones de la salud para llevar a cabo una campaña de prevención contra los casos de Abstinencia de Opiáceos Neonatal, para ello es necesario educar a las mujeres y a los proveedores sobre el riesgo que corren los niños por nacer para poder optar por opciones alternativas al manejo del dolor durante el embarazo, evitando todo tipo de fármacos.

Vía |  Cronica
Foto | abcnews

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...