La discriminación por género puede afectar el desarrollo de las niñas

Aun pese a los tiempos que corren y de la modernidad que las nuevas tecnologías y el avance mundial nos hacen sentir a diario, lamentablemente la discriminación y la violencia hacia el género femenino sigue siendo moneda corriente en casi todos los rincones del globo, como ocurre por ejemplo en América Latina donde millones de niñas sufren discriminación por género, algo que puede afectarlas por el resto de sus vidas.

La organización no gubernamental Plan Internacional ha emitido un alerta hacia esta grave situación que experimentan una gran porción de niñas de todas las edades, algo que limita su posibilidad de acceso a la educación y por lo tanto condiciona todo su desarrollo social y personal, las desvaloraliza y las hace sentirse vulnerables, solas e insignificantes, atentando seriamente contra su propia imagen, respeto por si mismas y amor propio.

El pasado día jueves se celebró en todo el mundo el Día de la Niña y en ese marco es que la organización lanzó la campaña ‘Por ser Niña 2012-2016′ que tiene el objetivo de promocionar programas especialmente destinados a favorecer la educación de las niñas sin discriminación, con igualdad de derechos y posibilidades para todos. el director regional de Plan para las Américas, Roland Angerer, indica:

“Pensamos firmemente que la educación es la llave para romper el ciclo intergeneracional de la pobreza. Unas niñas educadas van a sacar a sus familias de la pobreza”…”la escuela sigue reproduciendo estereotipos de género a través de su currículum oculto y sus prácticas educativas, reduciendo las opciones futuras de las niñas”.

Es sumamente grave conocer que en la actualidad más de 104 millones de niñas en Latinoamérica y el Caribe son maltratadas y discriminadas de forma cotidiana, limitadas y excluidas del ambiente estudiantil solamente por su condición de infantes y de niñas. Son muchas las piedras que las pequeñas tienen en el camino para no cumplir sus estudios, impedimentos como el maltrato en el hogar, la desnutrición, el no ser inscritas en las instituciones de estudio para que puedan quedarse en la casa ayudando a sus madres, el ser obligadas a trabajar desde pequeñas o el quedar embarazadas a muy temprana edad.

Vía | Terra
Foto | Arturo Avila

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...