La depresión postnatal puede poner en riesgo la vida del bebé

La depresión postnatal es sumamente frecuente, son muchas las mujeres que se sienten profundamente angustiadas luego de dar a luz a sus bebés, cambiando por completo el estado de ánimo ante la sorpresa de amigos y familiares, pero es algo que solamente se puede superar con el trabajo de la afectada y el apoyo incondicional de todo su círculo más íntimo para conseguir que pronto vuelva todo a la normalidad y que tanto ella como su bebé puedan seguir su desarrollo normalmente.

En muchos casos los bajos estados anímicos pueden persistir durante meses e inclusive años si la mujer no recibe la ayuda adecuada, y eso es algo sumamente peligroso, no solamente para la mujer sino también para su pequeño ya que existen casos en los que el profundo estado depresivo coloca pensamientos extraños y negativos en el cerebro de la mujer en relación a su bebé, ya que lo focaliza como aquello que ha venido a arruinar el bienestar que se tenía antes, algo que en muchas ocasiones ha tenido desenlaces sumamente trágicos.

Uno de esos casos es el de Felicia Boots, una mujer de 35 años que tras sufrir una severa depresión postnatal decidió matar a su niña Lily Boots de 14 meses de vida, y a su hermano, el pequeño bebé Mason de tan solo 10 semanas de nacido. Todo esto ocurrió en Wandsworth, al suroeste de Londres, durante el mes de mayo, momento en el que ambos pequeños fueron asfixiados en manos de su propia madre, quien posteriormente intentó quitarse ella misma la vida. La horrorosa escena fue descubierta por Jeff, padre de los niños y esposo de Felicia, que encontró a sus dos hijos ya sin vida en el piso de un closet interno al volver a casa luego del trabajo.

La mujer no recibió condena por asesinato, sino que se le hizo a la corte una petición por homicidio involuntario con responsabilidad disminuida, y a partir de ese momento la mujer fue recluida de forma permanente en un hospital psiquiátrico. Personas cercanas a la mujer confirman el hecho de que luego de dar a luz a su bebé Boots cayó en una profunda depresión, que poco a poco la fue desconectando de la realidad y que el trágico desenlace es el resultado de fuerzas psicológicas que la mujer no pudo controlar.

Es sumamente frecuente que luego del parto las mujeres experimenten lo que se conoce como “baby blues”, que es tristeza y cambios de humor repentinos, en cuadros que suelen desaparecer en pocas semanas. Hay casos en los que el problema se extiende en el tiempo debido al estrés que les produce cuidar al recién nacido y es entonces cuando los síntomas de cansancio y los bajos estados anímicos pueden provocar pensamientos dañinos en las mujeres en relación a sus bebés, algo muy común que afecta a la mitad de todas las mujeres que tienen este problema.

Lo cierto es que nada de esto indica que la mujer que tiene estos problemas vaya a ser una mala madre, es muy difícil que esos sentimientos o malos pensamientos vayan a convertirse en una acción real llegado el caso, salvo algunas excepciones, como el espantoso desenlace que hemos comentado anteriormente. Lo que hay que sacar en claro es que toda mujer debe ser asistida tanto durante su embarazo como después del mismo, para que pueda superar cualquier estado de depresión, desesperación o angustia que resulte de su nuevo papel como madre.

Vía | Terra
Foto | subewl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...